Tradición e historia de la mano en el Día de la Comarca de la Ribagorza

La Ribagorza vivía, este viernes, como cada 24 de Junio, desde hace 8 años, el Día de la Comarca que, esta edición, tenía como escenario Benabarre. En el marco de esta jornada, festiva y de convivencia, se celebraban dos actos destacados, en los que se daban la mano tradición e historia, por un lado, el homenaje a tres vecinos, por mantener vivos la pastorada y los palitrocs, y, por otro, la inauguración de las obras de rehabilitación del castillo. Por cierto, que, estaba prevista la presencia de Marcelino Iglesias, que, finalmente, por problemas de salud, no pudo estar presente.

Una visita guiada y teatralizada llevaba a las autoridades, vecinos y comarcanos, hasta las puertas del castillo en el interior del cual se desarrollaron los actos principales.

De esta manera, concluían, dos décadas de obras, en la fortaleza, que han permitido ir restituyendo elementos para recuperar la imagen perdida del castillo. Los trabajos, cuyo coste ha sido, algo más de un millón de euros, con el apoyo de G.A, DPH, Cedesor e Ibercaja, han tenido cuatro fases importantes y diez pequeñas actuaciones complementarias recogidas en un Plan Director Alfredo Sancho, alcalde del municipio, indicaba que era un día de alegría por recuperar el patrimonio y la historia del núcleo.

Sancho no sólo habló de pasado y presente, también de futuro, en el Día de la Comarca, donde pidió reforzar la identidad como ribagorzanos, avanzar todos juntos y, como capital cultural que es Benabarre, reivindicó, la ubicación de la sede de cultura.

Posteriormente, se desarrolló el acto de homenaje a tres vecinos de Benabarre, Vicente Prior, Manuel Chesa y Alfredo Boix, por su labor y trabajo para rescatar y conservar el patrimonio cultural del municipio, en este caso, la Pastorada y los Palitrocs. Vicente Prior, en nombre de los tres, expresaba la emoción del momento que compartía con tododas aquellas personas que hacen que, cada 8 de Junio, sigan vivas esas tradiciones.

Cerraba el acto, el presidente de la Ribagorza, José Franch, que señalaba que era un honor celebrar el Día de la Comarca, en Benabarre y en su castillo. Se comprometía Franch a seguir trabajando, desde donde le toque estar en el próximo consejo comarcal, por sacar adelante el proyecto de sede cultural.

Los actos en el castillo concluían con el encendido del nuevo alumbrado que consta de 150 proyectores, de luz blanca, divididos en tres circuitos que iluminan la torre del campanario, el exterior de las murallas y la parte interior. Se estima que el coste, de consumo, puede rondar los 2.000 euros al año.

El final del Día de la Comarca era un ágape, a base de productos típicos de Benabarre y una actuación teatral.

Comentarios