Hace 25 años del primer transplante renal en Aragón

El 6 de junio de 1986 se realizó en el hospital Universitario Miguel Servet el primer trasplante renal de Aragón. Desde entonces se han practicado 1.193 trasplantes con unos índices de supervivencia superponibles a los de los programas de mayor experiencia del país, ya que aproximadamente el 90% de los órganos funciona al año; en el transcurso de un lustro este porcentaje se sitúa en el 76% y a los 10 años, en el 66%.

El éxito de un programa de trasplante es la demostración más palpable del nivel del Hospital. Ello ha motivado que el hospital Miguel Servet de Zaragoza haya querido celebrar este XXV aniversario con un acto académico e institucional que ha clausurado la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, y al que el que han sido invitados el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, y el coordinador autonómico de Trasplantes, José Ignacio Sánchez Miret. En esta celebración se endía homenaje a todos los trabajadores implicados en estos programas con especial mención a aquellos que trabajaron para que en los años ochenta este objetivo fuera una realidad y que luego han continuado desarrollando un proceso de constante actualización del programa.

El acto también servía de marco para conocer los próximos objetivos asistenciales de este programa, algunos ya en marcha. Así, en 2007 se comenzó a trabajar con excelentes resultados iniciales en el Trasplante de Donante Vivo en Aragón, con la donación obtenida por cirugía laparoscópica y en el que se debería llegar a un 15% de la actividad (alrededor de 7 casos al año).

Se busca ampliar el perfile de donante

Otro de los objetivos en los que ya se trabaja es en la inclusión de donantes con criterios ampliados. El descenso, afortunadamente, de muertes cerebrales por tráfico y accidentes laborales, así como por hemorragia cerebral, gracias a las mejoras en el tratamiento de la hipertensión arterial, ha impulsado la búsqueda de nuevos perfiles de donantes. Todo ello es posible gracias a la mejora en los procesos de extracción e implante del órgano.

La aplicación de los criterios ampliados ha supuesto, por ejemplo, cambios en la edad de donantes y receptores. Actualmente, el 50% de los donantes tiene más de 60 años y aproximadamente también el 50% de los receptores supera también esa edad. Aumentar la edad de los receptores y, por tanto, su calidad y esperanza de vida, solo ha sido posible con unos criterios de funcionamiento rigurosos, muy protocolizados y gran experiencia por parte de los profesionales.

Pero nada de esto hubiera sido posible sin la generosidad de los donantes y sus familias. Los buenos resultados de este trabajo respaldan la necesidad de continuar trabajando en la concienciación de la población para incrementar la donación de órganos. En nuestra comunidad autónoma, se mantiene un continuado descenso de negativas familiares y a lo largo de 2010 y en lo que va de año, se mantiene en un 90% el porcentaje de familias que acepta la donación de órganos. Además, los sistemas de acceso de información al ciudadano han incrementado la solicitud del Carnet de Donante a través de la Web www. saludinforma.es.

En los primeros seis meses del año ha habido un incremento del 31% de donaciones procedentes de cadáver y el número de trasplantes respecto al mismo periodo del año anterior ha crecido un 23%. Precisamente, el trasplante renal ha sido el que más aumentado con un 31% de diferencia, ya que se realizaron 32 implantes renales de enero a junio de 2010 y en ese mismo periodo la cifra ha subido a 42.

Comentarios