Aguilera: “Dejar sin comer a los buitres es una barbaridad porque son riqueza natural”

Cada vez que tiene lugar un ataque de buitres, como el de Sopeira, hace unos días, desde la Fundación Fondo Amigos del Buitre, sienten, que estos animales, antes beneficiosos para la ganadería, son ahora perjudiciales por unos ataques, que indican, podrían evitarse si se les diera de comer. Manuel Aguilera, presidente del Fondo, recordaba que, en 2005, G.A, cerró todos los muladares (más de 200) y que aunque se abrieron medio centenar de comederos “estos no se abastecen como se debiera”. Es la razón por la cual, apunta, se está perdiendo una riqueza natural porque, estas aves carroñeras, o se mueren de hambre o se marchan para poder alimentarse.

Aguilera explicaba que, desde siempre, estas aves carroñeras, tras el parto de algún animal, se han comido las placentas pero, ahora, como pasan hambre, matan y los perjudicados son tanto los buitres como los ganaderos.

Desde el Fondo Amigos del Buitre apuntan que deberíamos tomar ejemplo de Francia donde los ganaderos, que quieren tener un muladar lo tiene, subvencionado por el gobierno, puesto que es el propio ganadero el que deposita el cadáver del animal muerto en el comedero y así no es necesario que un camión abastezca, cada equis días, estos espacios.

Desde el Fondo consideran que un buen funcionamiento de los comederos sería que, se les permitiera, a los ganaderos tener un pastor eléctrico y cada baja que tuvieran, en su rebaño, la depositara allí para poder ser devorada por los buitres, o bien, en los comederos oficiales, hacer un abastecimiento más a menudo, para evitar concentraciones de aves.

Aguilera, que indicaba que no es que los buitres estén cambiando su comportamiento sino que, simplemente, pasan hambre, recordaba que Aragón cuenta con una de las mejores poblaciones del mundo de aves carroñeras y que, a pesar de ser los buitres y alimoches, especies protegidas y en peligro de extinción hoy, casi, el único sitio, donde se les puede ver son los vertederos.

En estos momento se sigue esperando el decreto que regula las indemnizaciones por daños causados al ganado vivo por el buitre leonardo en el que se contempla que, el ganadero, una vez que descubra el ataque, deberá informar al Departamento de Medio Ambiente para que un Agente de Protección de la naturaleza, junto a un veterinario, lo examinen y tomen pruebas.

Para recibir la indemnización, el ganadero deberá justificar la titularidad del ganado, incluyendo una declaración jurada de que no el incidente no lo cunre un seguro y tomar medidas preventivas, es decir, no moverlo y taparlo, para que lo pueda ver el APN. En caso de que el animal esté vivo, deberá separarse del resto de cabezas. Si no se cumpliesen estos requisitos no se podría optar a la idemnización, tampoco en el caso de que el animal presente signos de desnutrición o enfermedad.

Comentarios