El Descenso del Cinca en Piraguas sigue ultimando su próxima cita

salida, Descenso Cinca en Piragua, agosto 08

A falta de dos meses para el XIV Descenso del Cinca en Piraguas del próximo 21 de agosto, la organización del mismo sigue con los últimos preparativos. En esta ocasión se cerraban en dos reuniones los últimos flecos de seguridad y de la parcela deportiva que quedaban pendientes en la planificación de la prueba.

Los cuerpos de seguridad y asistenciales que participan este año en la citase reunían en el cuartel de la Guardia Civil de Fraga. En la misma estaban presentes representantes de la Guardia Civil de Fraga y Mequinenza, Destacamento de Tráfico, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), Cruz Roja, Policía Municipal de Fraga, Cuerpo de Bomberos de Bajo Cinca, Protección Civil y Dirección Técnica.

A lo largo de la reunión se repasaba el operativo de seguridad previsto para este año, así como las diferentes modificaciones y adaptaciones necesarias con motivo de la incorporación este año de la prueba competitiva al calendario nacional de la Real Federación Española de Piragüismo. Esta modificación otorga al Descenso del Cinca el máximo nivel competitivo nacional, lo que va a conllevar un aumento importante de participantes y acompañantes, pudiendo llegar a los 1.000 palistas en el Cinca el 21 de agosto.

Por otro lado, la organización de la prueba recibía en el Bajo Cinca a los componentes del comité arbitral de la Federación Española de piragüismo que acompañado por el presidente de la Federación Aragonesa José María Esteban Celorrio, repasaban todo el trayecto del descenso.

En dicha sesión de trabajo se definía la ubicación de la nueva meta para las categorías cadetes y algunas de veteranos, que este año pasaba del kilómetro 7 al 12, cumpliendo las normativas federativas. Además de ello también se visitaba la zona de porteo, donde los palistas de competición deberán hacer un recorrido a pié por un circuito de tierra, que este año volverá a coincidir en la zona de avituallamiento en Torrente de Cinca.

Se visitaba la zona de salida en Fraga donde conjuntamente con el concejal de deportes de la ciudad se hacía un reconocimiento del pabellón multiusos del sotet, lugar  que servirá el sábado 20 de agosto como centro de operaciones de la prueba, ya que en esta instalación se ubicará la zona comercial y recepción de participantes, la oficina de verificación de inscripciones y recogida de dorsales de la Federación Española y los aparcamientos y espacio para dejar los remolques de los equipos de competición.

El año 2010 fueron cerca de 500 palistas los que se dieron cita en el Bajo Cinca y se espera este año esta cifra se verá ampliamente superada, intentando que el mayor número de participantes y aficionados puedan disfrutar de las excelencias del río, convirtiéndose en una fiesta del piragüismo en la comunidad autónoma, catalogada desde el año 2008 como “Actividad de Interés Turístico de Aragón”.

Comentarios