Trágico fin de semana en las montañas del Valle de Benasque

Este fin de semana, el Valle de Benasque registraba, tan sólo en la jornada del sábado, tres rescates en montaña, uno de ellos se saldaba con un fallecido. Un montañero calagurritano, de 54 años perdía la vida en la tarde de este sábado en la Tuca de Paderna, tras precipitarse unos cien metros cuando descendía del pico, en compañía de su hijo, atravesando una zona pedregosa y con cortados, según apuntaban fuentes del equipo de rescate. En la misma tarde finalizaban las labores de rescate de un escalador holandés y una barranquista.

En el primero de los casos, el hijo de la víctima daba la voz de alarma en torno a las dos menos cuarto de la tarde, tal y como explicaba Sara Carnicer, portavoz de la Guardia Civil.

Hasta el lugar del suceso, se trasladaba el helicóptero UHEL-41, especialistas de la Guardia Civil del puesto de Benasque y personal del 061. En primer lugar evacuaban al hijo del fallecido al Refugio de la Renclusa y, posteriormente, localizaban el cuerpo de la víctima.

El ciudadano holandés, Hans Cristian V.K., de 47 años de edad sufría un accidente mientras practicaba escaldad deportiva en la escuela de Sacs, en Benasque. El escalador presentaba una posible fractura en el tobillo izquierdo y era trasladado en ambulancia hasta el Hospital Comarcal de Barbastro previa atención del grupo de especialistas en montaña de la Guardia Civil de la localidad y un médico del 061.

La barranquista Mª del Carmen I.T, de 39 años de edad y vecina de Logroño, sufría un accidente mientras practicaba esta actividad en el Barranco de Barbaruens, término municipal de Seira, con resultado de un posible esguince de rodilla, era rescatada mediante la grúa del helicóptero y evacuada hasta el acuartelamiento de Benasque, desde donde era trasladada al centro de salud del municipio.

Con este último fallecido en montaña, son ya tres las personas que han perdido la vida en similares circunstancias en lo que llevamos de año en la zona del Valle de Benasque. El pasado mes de junio, un montañero catalán fallecía en la Cresta Veteranos y en mayo, se repetía la situación en el valle fronterizo, en la zona francesa de Bagneres de Luchon.

La llegada del verano marca el inicio de la temporada fuerte del montañismo y la mayor afluencia de personas en el medio natural, por lo que desde los Grupos de Rescate de la Guardia Civil apelan a la prudencia y planificación antes de salir a la montaña.

Comentarios