Renfe y Adif trabajan para restablecer la circulación de los trenes entre Jaca y Canfranc

tren descarrilamiento canfranc jaca

Técnicos de Adif y Renfe continúan trabajando en las labores de reparación y restablecimiento del tramo Jaca-Canfranc, afectado por el descarrilamiento de un tren de Mercancías el pasado lunes. Desde el momento de la incidencia, se mantiene interrumpida la circulación de trenes de Media Distancia en este trayecto, por lo que Renfe ha establecido un servicio alternativo por carretera entre las estaciones de Sabiñánigo y Canfranc para facilitar la movilidad de los viajeros y ha reforzado los servicios de información y atención al cliente en las estaciones de Jaca y Canfranc.

Los daños sufridos por el propio tren y los producidos sobre las instalaciones ferroviarias, sumado a las características del terreno, dificultan las operaciones necesarias para el restablecimiento de la circulación. La evolución de los trabajos técnicos permitirá establecer una previsión aproximada para la normalización del tráfico ferroviario.

Un equipo formado por más de 20 técnicos de Adif y de Renfe, desplazados al lugar de la incidencia, están realizando un gran esfuerzo para llevar a cabo las operaciones de retirada del tren y de la reparación de los importantes daños causados sobre la infraestructura, desplegando todos los recursos materiales y técnicos necesarios.

Los trabajos se están centrando en una primera fase en la retirada de los vagones encarrilados, la reparación la parte de la infraestructura y las operaciones necesarias para retirar los vagones descarrilados. Una vez finalizado este proceso, se procederá a realizar las labores de reparación de los elementos de la superestructura (vía, traviesas y balasto), que han sufrido daños de gran importancia en una longitud de al menos 400 metros.

Además de los técnicos especializados en material e infraestructura, se han movilizado, entre otra maquinaria, un tren taller y un camión taller procedentes de Zaragoza, una grúa de grandes dimensiones (de carretera), dos máquinas retroexcavadoras, cizallas específicas para material ferroviario, una locomotora diesel con plataforma y camiones y otros equipamientos tanto para el transbordo de la mercancía que transportaba el tren, como para la retirada de material ferroviario.

El pasado lunes 11 de julio, un tren de mercancías que transportaba cereales y realizaba el trayecto Canfranc - Corbera Alta descarriló a la altura del punto kilométrico 10,400, entre las estaciones de Canfranc y Jaca. Ninguno de los ocupantes del tren de mercancías sufrió daños derivados de la incidencia.

Adif y Renfe han abierto una investigación para conocer las causas exactas del descarrilamiento.

Comentarios