La CHE finaliza la mejora de pistas forestales en Jaca, Sabiñánigo, Caldearenas, Las Peñas de Riglos y Bagüés

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado los trabajos de conservación y mejora de pistas forestales en montes del Organismo para la prevención de incendios en Sabinánigo, Jaca, Caldearenas y Las Peñas de Riglos, en la provincia de Huesca, y en Bagüés, en Zaragoza. Esta actuación ha supuesto una inversión de 333.225 euros.

El objetivo de esta actuación en montes gestionados por el Organismo es la prevención de incendios forestales, y en el caso de producirse, evitar su propagación, facilitar el acceso de los medios de extinción a los montes y crear zonas de evacuación. Para ello, se ha actuado sobre 44,8 kilómetros de pistas forestales entre las provincias de Huesca y Zaragoza.

Los trabajos han consistido en mejorar las zonas de terraplén y los firmes que han sido nivelados y compactados, así como en abrir cunetas y construir pasos de agua sobre caminos, badenes y otros elementos de evacuación y desagüe. No se ha modificado el actual trazado que mantiene, además, un tipo único de camino de 2,8 metros de anchura.

Estas vías forestales forman parte de una red de pistas que dan servicio a una superficie de montes de 3.681 hectáreas repartidas en cuatro zonas: en el monte denominado de Lorés y San Alejandro, en Caldearenas (Huesca), donde se han acondicionado 7 caminos, en el monte de Asqués y Bolás, en Sabiñánigo (Huesca), dónde se han acondicionado 4 caminos, en el monte de Ordolés y Fatas, en Jaca (Huesca), con dos pistas sobre las que se ha actuado en los montes de Ordaniso y Blanzaco, en el término municipal de Las Peñas de Riglos (Huesca), con cuatro caminos en el monte Pardina Miranda, en Bagüés (Zaragoza), con cuatro caminos.

Estas obras se integran en un proyecto general cofinanciado por países del Espacio Económico Europeo y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. En total se recogen trabajos en 26 montes entre los años 2009 y 2011 con un presupuesto de 5.984.595 euros. La aportación europea procede de Islandia, Liechtenstein y Noruega, a través del Mecanismo de Financiación Establecido por el Espacio Económico Europeo, y asciende a 3.000.077 euros. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino destina al proyecto los 2.984.518 euros restantes.

La Confederación Hidrográfica del Ebro realiza, además, otras acciones de conservación y mejora forestal que se suman a las del proyecto europeo. En concreto, el pasado año se invirtieron 5.936.039 euros en este tipo de trabajos.

Comentarios