La zona de La Malena será de nuevo espacio público

Coincidiendo con la celebración de la festividad de La Malena, organizado un año más por la Asociación de Vecinos del Casco Viejo “Osce Biella”, se ha dado a conocer que el solar donde se encuentran los restos de la antigua iglesia de Santa María Magdalena, serán de uso público.

“Osce Biella” volvía a pedir este sábado la consolidación y adecuación de las ruinas de la Iglesia de La Magdalena, conocida como “La Malena”. Este solar es de propiedad privada, por lo que llevaban tiempo pidiendo que el ayuntamiento tomara cartas en el asunto y llevara a cabo diferentes actuaciones para dignificar los restos.

La Asociación de Vecinos del Casco Viejo, desde hace años convoca ante estas ruinas, situadas en el número 69 de la calle Pedro IV, a los vecinos y ciudadanos oscenses coincidiendo con la festividad de la santa para llevar a cabo un acto lúdico y reivindicativo.

Tras una primera etapa como Iglesia, con la ocupación árabe el edificio fue transformado en mezquita, tal vez la llamada “La Mezquita Pintada” que aparece mencionada por Pedro I en su concesión a la iglesia de la Magdalena.

Según parece, originalmente debió ser un templo románico cuyo ábside se situaría sobre la calle Pedro IV, en el que se hicieron reformas en el siglo XIV, a las que pertenecen los arcos que hoy quedan.

La iglesia debió sufrir nueva ruina y fue reconstruida en 1604 cambiando la orientación de la cabecera hacia el norte. Junto a la iglesia en 1617 se estableció un beaterio de hermanas recogidas, que vivían de la caridad.

Fue parroquia con vicario y daba el nombre al barrio (de los cuatro en que se dividía la ciudad) de La Malena. Posteriormente ya solo era atendida por el clero de la Catedral de la que se consideraba filial, -según noticia de 1886- y todavía estaba abierta en 1924, -según se lee en el Diario de Huesca del 23 de julio de ese año-;

Pasado ya el primer cuarto de siglo XX, fue demolida desapareciendo su magnifico artesonado y el retablo gótico de Santa Catalina (obra del llamado “Maestro de Almudevar”), desmontado y vendido. En la actualidad, la crucifixión se conserva en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y en el Museo de la Universidad Lawrence en Kansas (EEUU) el martirio de Santa Catalina. El resto, se encuentra todo en colecciones privadas extranjeras.

Comentarios