Fin de semana con 10 personas auxiliadas en el Pirineo

Ordesa y Monte Perdido

Aunque los servicios de seguridad y rescate de la Guardia Civil no se cansan de pedir precaución a la hora de salir a la montaña, de nuevo este fin de semana ha sido intenso en cuanto a los rescates en la provincia de Huesca. Solo el sábado nueve personas tuvieron que ser ayudadas por estos servicios: cuatro montañeros, cuatro senderistas y un barranquista en distintos puntos del Pirineo. Además, este domingo era auxiliado un montañero francés. Trabajos en los que han participado efectivos de Montaña de la Guardia Civil, médicos del 061 y el helicóptero Uhel-41.

La actuación de este domingo llevaba al grupo de rescate hasta el refugio de La Renclusa, donde rescataban, con el apoyo del helicóptero UHEL-41 y un médico del 061, a un montañista francés lesionado.

Gilbert N, domiciliado en Toulouse, sufría en la jornada de sábado un tropiezo que le causó esguince de tobillo izquierdo. Tras pasar la noche en el refugio y no mejorar su lesión, el equipo de rescate evacuaba al herido en helicóptero hasta la helisuperficie de Benasque donde era tratado de su lesión por el médico quedando en las instalaciones del acuartelamiento a la espera de que sus compañeros de actividad pasaran a recogerlo.

Un hombre de 33 años, nacionalidad francesa y con domicilio en Barcelona era localizado y rescatado en la mañana del sábado en la falda del pico Marboré, en el término municipal de Fanlo. Se encontraba extraviado desde la tarde del viernes después de que, debido a su cansancio, se separase de un grupo de 9 personas del que formaba parte y que subía a Monte Perdido.

Tras regresar sus compañeros al refugio de Góriz el viernes por la tarde comprobar que no había llegado, alertaron al equipo de rescate que, con la ayuda del helicóptero Uhel-41, estuvo buscándolo hasta las 21.45 horas sin resultado, aplazando las labores, debido a la proximidad de la noche, hasta este sábado.

Una vez localizado el montañero y tras asegurar que había pasado la noche en una pequeña cueva, era trasladado hasta el mencionado refugio de Góriz donde el médico del 061 comprobaba que sólo necesitaba descanso.

Ya por la tarde, un hombre de 34 años domiciliado en Ormaiztegui (Guipúzcoa) tenía que ser rescatado por especialistas de la Guardia Civil con la ayuda de un facultativo del 061 y apoyados por el helicóptero Uhel-41 después de que se le saliera el hombro izquierdo al izarse a un bloque de piedras mientras ascendía al pico Balaitous, en el término municipal de Sallent de Gállego. Una vez localizado, y tras recolocarle el hombro, era trasladado al hospital de Jaca.

Lugar al que también era evacuada poco después una senderista madrileña de 44 años con un esguince de tobillo que se había producido mientras caminaba por el sendero del barranco de Cubillas hacia ibones de Anayet, en el término municipal de Sallent de Gállego. El facultativo del 061 que intervenía junto con los especialistas de La Guardia Civil en el rescate, le inmovilizba el tobillo antes de que el helicóptero la trasladara al Pueyo de Jaca y desde aquí, una ambulancia, hasta el hospital.

Al mismo centro fue trasladada una senderista de 40 años y domiciliada en Casteldefels que se había lesionado un tobillo cuando bajaba del monte Oroel. Tras inmovilizarle la zona afectada, fue trasladada en camilla hasta el collado y de allí el helicóptero la evacuó hasta la Escuela Militar de Montaña de Jaca. Una ambulancia la llevó finalmente al hospital de Jaca. Presentaba rotura de maleolo y ligamentos del tobillo izquierdo.

También por la tarde empezaban las tareas para buscara dos senderistas extraviados cuando bajaban del Ibón de Sabocos y fueron encontrados en el Barranco de la Travenosa, Hoz de Jaca. Una intervención que finalzó a altas horas de la madrugada del domingo.

Dos especialistas en rescates de montaña de La Guardia Civil localizaban, tras dos horas de búsqueda, en el Barranco de la Travenosa, en el término municipal de Hoz de Jaca, a dos senderistas que se habían extraviado cuando bajaban este sábado del ibón de Sabocos. Se trata de un hombre de 33 años domiciliado en Huesca y de una mujer de 26 años con domicilio en Madrid.

Tras llegar hasta ellos, los especialistas de la Guardia Civil les ayudaron a ascender hasta las pistas de esquí de Panticosa, donde éstos habían dejado el vehículo oficial, y los llevaron a la población del mismo nombre hasta el vehículo particular de los auxiliados, finalizando la intervención a las 3,20 horas de esta madrugada.

Además, un hombre de 33 años, con domicilio en la localidad barcelonesa de Rubí era rescatado en la tarde del sábado en el barranco de Aigüeta de Barbaruens, en el término municipal de Seira, donde se había fracturado la tibia de la pierna izquierda al descender a una badina por un tobogán de dicho barranco e impactar contra un saliente rocoso.

En el rescate, que fue especialmente laborioso, participaron 4 especialistas en rescate de montaña de La Guardia Civil con la ayuda del helicóptero y la colaboración de un médico del 061. El equipo de rescate tomó contacto con el accidentado accediendo al barranco a pie por un sendero, transportando camilla, material médico y utensilios necesarios para la evacuación.

Tras inmovilizarle la pierna, lograron salvar el barranco con el herido en la camilla instalando un complicado sistema de rescate y portándolo a pie hasta el helicóptero que lo trasladó a Benasque para que finalmente una ambulancia lo llevara al hospital de Barbastro.

Sobre las 21.00 horas, un equipo compuesto por especialistas en montaña de La Guardia Civil con la ayuda del helicóptero y la colaboración de una médico del 061 finalizaban las labores de rescate de un hombre de 32 años, con domicilio en Pamplona, que se había lesionado en un tobillo al tropezar mientras bajaba por una ladera en el Circo de Carrieta, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, término municipal de Torla.

Una vez inmovilizada la pierna del accidentado por parte de la facultativa, era evacuado por el helicóptero hasta la pradera de Ordesa, desde donde una ambulancia lo llevaba al Centro de Salud de Jaca.

Por último, sobre las 23.30 horas del sábado finalizaban las operaciones de rescate de un montañero en las inmediaciones del Ibon de Paderna, en el término municipal de Benasque.

El rescate había empezado dos horas antes, cuando el equipo de la Guardia Civil de Benasque fue alertada de que un ciudadano francés, Bernad A., de 69 años de edad y domiciliado en Castelginest, tuvo que detener su descenso de la citada zona debido al agotamiento que sufría.

Con el apoyo del helicóptero UHEL-41 y un enfermero del Cuemun, el equipo partió hacia el lugar de los hechos. La escasa visibilidad, el intenso viento y las espesas nubes dificultaban la localización del montañero y acompañantes. Pese a todo, consiguieron localizar al grupo y, en una arriesgada maniobra, el helicóptero dejaba a uno de los especialistas, regresando a la base por falta de luz y visibilidad a las 22:00 horas.

El resto del equipo de rescate accedía al lugar a pie, atiendiendo al afectado y comienzó a descenderlo a pie hasta el Refugio de La Renclusa, al que llegaban sobre las 22:00 horas.

El sanitario reconoció entonces al montañero, que presentaba un cuadro de agotamiento agudo del que se recuperó tras descansar e ingerir comida y bebida. Una vez comprobado que sus constantes eran normales, los especialistas regresan a su base.

Comentarios