Oreka TX y la txalaparta en Pirineos Sur

En la noche de este miércoles llega desde le País Vasco al escenario de Sallent de Gállego Oreka TX, con la txalaparta, instrumento tradicional vasco, a base de tablones de madera, que requiere una comprensión y un diálogo entre las dos personas que lo tocan. Mientras uno marca el ritmo, el otro lo rompe, creando algo nuevo y en constante evolución. Es un punto de encuentro que los guipuzcoanos de Oreka TX, Harkaitz Martínez de San Vicente e Igor Otxoa, quieren trasladar más allá de la música, facilitando el entendimiento entre personas y culturas. En un ideal que sus integrantes , han puesto en práctica en su proyecto Nomadak TX.

No es la primera incursión del ancestral instrumento vasco en este XX Pirineos Sur. El pasado fin de semana, 23 y 24 de julio, los txalapartaris Ion Garmendia e Iñaki Plaza impartieron un taller de txalaparta que tuvo un gran éxito. La expectación que levantan los sonidos secos de la txalaparta se pudo comprobar también en el concierto que Garmendia y Plaza ofrecieron el sábado en Sallent de Gállego. A pesar de las bajas temperaturas, el público llenó la plaza de los Mercados del Mundo a partir de las 20.00 horas, para ver y conocer un instrumento que requiere compenetración y respeto mutuo.

Precisamente, esa idea de diálogo es la que Harkaitz Mtnz de San Vicente e Igor Otxoa quieren expandir por el mundo. Algo que se aprecia desde el nombre de su formación. Oreka significa equilibrio en euskera y eso es precisamente lo que se requiere para tocar la txalaparta. Un instrumento que ha ido en auge en los últimos años, gracias, en parte, al trabajo que Harkaitz e Igor han venido haciendo desde 1997, año en que crearon Oreka TX.

Desde entonces, Mtnz San Vicente y Otxoa han sido los txalapartaris de Kepa Junkera, dando a conocer junto al gran trikitilari (el que toca la trikitixa) la música vasca y sus instrumentos. Han participado en todos los discos de Junkera y han viajado con él por multitud de países. La espectacularidad de Oreka TX frente a los tablones ha atraído la atención de otros muchos músicos que los han reclamado como acompañantes. Carlos Núñez, María del Mar Bonet, Dulce Pontes, Pat Metheny o Phil Cunningham, entre otros, los han incorporado a sus espectáculos. El bailarín Nacho Duato tampoco se ha escapado de su influjo y ha empleado seis temas delos guipuzcoanos para crear el espectáculo de danza Txalaparta, que fue estrenado por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real de Madrid antes de recorrer escenarios repartidos por todo el mundo.

En el año 2001 Oreka TX editó su primer trabajo en solitario, “Quercur Endorphina”. Pero esa necesidad de dar a conocer la txalaparta y sus cualidades les llevó a poner en marcha el proyecto Nodamak TX. La idea era sencilla pero a la vez compleja. Expandir y amplificar la esencia dialogante de la txalaparta fusionando su música con la de distintos pueblos nómadas, de ahí el nombre del proyecto. Y así, con la txalaparta a cuestas los Oreka TX viajaron por la India, se internaron en el Sáhara, conocieron la cultura lapona y convivieron con las familias mongolas.

El resultado de ese viaje, físico, cultural y espiritual, se recogió en un documental y en un CD que vio la luz a finales de 2006. El trabajo ha recorrido medio mundo llevando el mensaje de tolerancia, respeto y comprensión allí por donde ha ido y ahora llega al Festival Internacional de las Culturas.

Comentarios