Scouts de Aragón agradece las muestras de apoyo por sus homólogos de Griébal

Ante la situación generada por la decisión de la CHE de considerar “no aceptable” la ubicación de zonas de acampada en el poblado de Griébal, Scouts de Aragón han agradecido las muestras de apoyo y reconocimiento dirigidas a la asociación, al proyecto del Centro Scout Griébal y al movimiento scout.

A través de un comunicado, los Scouts de Aragón han explicado que “desde el año 1990 la Confederación Hidrográfica del Ebro, cedía el núcleo urbano de Griébal, Aínsa, y de la zona anexa al núcleo, para la rehabilitación y realización de las actividades propias de la asociación”.

También han añadido que “en este tiempo y gracias a la participación de más de 50.000 jóvenes, en un 50% de fuera de España, el Centro Scout Griébal se ha consolidado como un proyecto único en España y referencia a nivel internacional como proyecto educativo de trabajo voluntario de jóvenes”.

El Centro Scout Griébal se emplaza en un área de alta despoblación suponiendo un impacto económico que ha valorado en 600.000 euros, por parte de la Comarca de Sobrarbe, la actividad del centro ha permitido mantener un pueblo vivo y la oportunidad de dar a conocer la cultura y tradiciones toda Europa, mantenido todo ello, al trabajo voluntario de jóvenes y adultos.

Los Scouts han argumentado que “desde la cesión del centro Scouts de Aragón mantiene con Confederación Hidrográfica del Ebro una comunicación fluida, sin haber recibido hasta la fecha informes negativos a la actividad desarrollada, por lo que la medida adoptada, tanto por las fechas en que se produce, como por las razones esgrimidas, han provocado una absoluta sorpresa, sin margen para la adopción de medidas alternativas para los participantes comprometidos este verano”.

Respecto a los motivos de fondo esgrimidos por la CHE, Scouts de Aragón han coincidido con este organismo en ratificar que la prioridad absoluta para el desarrollo de las actividades juveniles de carácter educativo es la seguridad.

En este sentido, el Centro Scout Griébal ha cumplido con la legalidad sobre actividades juveniles, según lo dispuesto en el Decreto 68/1997. Las actividades se notificaron debidamente, se obtuvo la autorización por silencio administrativo e incluso se recibió una inspección del Instituto Aragonés de la Juventud, con resultado favorable.

Además de ello, Scouts de Aragón se han mostrado completamente de acuerdo con la implantación de todas las medidas necesarias para incrementar la seguridad de los participantes en caso de incendio forestal, incluso aunque estas medidas no tengan parangón con el tratamiento y exigencias que reciben los centenares de zonas de acampada, públicas y privadas, diseminadas por el Pirineo Aragonés, próximas o inmersas en zonas arboladas.

Scouts de Aragón ha manifestado su más absoluto respeto y acatamiento de las decisiones que adopten, en definitiva, las diferentes administraciones implicadas, así como su firme discrepancia con los informes técnicos emitidos, y su defensa cerrada y respetuosa de la viabilidad y beneficios sociales del proyecto.

Por último, Scouts de Aragón, en vísperas de su centenario, se han reafirmado ante las familias de los scouts y ante la sociedad en general, en el mantenimiento de su trayectoria de servicio a la sociedad, desde la perspectiva de formar buenos ciudadanos, responsables, comprometidos con la sociedad a la que pertenecen.

Comentarios