CCOO exige un cambio inmediato en la orientación de las políticas económicas

El informe sobre el mercado de trabajo aragonés del pasado año 2010, elaborado por el Gabinete Técnico de CCOO Aragón, presenta un retrato de la situación laboral de la comunidad autónoma muy preocupante. La media de parados registradas durante este año se ha situado en 95.430 personas, 11.000 parados más que en el 2009, y alcanzó niveles que no se daban desde el año 2005. Por géneros el 47, 61% son mujeres y el restante 52, 39% son hombres, golpeando con dureza a los jóvenes comprendidos entre los 16 y 19 años (47,28%) y la franja de edad comprendida entre los 20 y 24 años (28,77%).

Antonio Carvajal, Secretario de Empleo, ha mostrado su preocupación por todas aquellas personas que no encuentran trabajo, tras un largo periodo. “Aumentan también los parados con periodos de desempleo más largos y decae, sobre todo en calidad, la protección de los parados”, ha señalado. Los datos del paro del presente año 2011 tampoco son nada halagüeños y alcanzan en el mes de junio, las 91.271 personas.

El aumento del paro y el descenso de la población activa (-1,58%) han tenido su repercusión directa en la población ocupada de la comunidad autónoma. Se han destruido 18.600 puestos de trabajo indefinidos y han aumentado los temporales en 1.200. Solo el 76,93% de la población activa aragonesa goza de estabilidad en su puesto de trabajo.

Los sectores que más empleo han destruido han sido la construcción (un 6,97% menos) y servicios (5,95%), siendo en este último campo donde más se ha cebado el desempleo femenino. El sector industrial ha tenido una menor caída que la registrada en el 2009, pero sigue muy alejado de ofrecer datos de recuperación económica y creación de empleo.

PROPUESTAS

El sindicato aragonés exige un cambio de orientación de las políticas económicas del Gobierno, preocupado únicamente en recortar el gasto público y las políticas sociales. Medidas como el aumento del IVA, la disminución de los sueldos de los empleados públicos o la congelación de las pensiones ponen un considerable freno a la recuperación económica del país. También es necesario una modernización de la política industrial que fomente la competividad y productividad del sector.

CCOO Aragón apuesta por intensificar las políticas de empleo y formación para los desempleados y trabajadores en activo. Fomentar los contratos para la formación como alternativas de las becas para poder solventar el grave problema del desempleo juvenil. Y redimensionar el papel de la política fiscal como motor de la recuperación económica de la comunidad autónoma aragonesa.

Comentarios