CCOO Aragón exige el cumplimiento de la normativa vigente en el sector agrícola

CCOO Aragón ha presentado su plan de trabajo dentro de la campaña de recolección agrícola que, como todos los años, comienza en mayo y suele finalizar en septiembre. El sindicato aragonés ha fijado los objetivos principales para garantizar las condiciones laborales y de vivienda de los trabajadores del sector.

En primer lugar exigir el cumplimiento de la normativa vigente en aspectos como la contratación, condiciones de trabajo, prevención de riesgos laborales o salud laboral, entre otras. Azucena Gascón, Secretaria General de la Federación Agroalimentaria, ha mostrado su preocupación por la situación de la mayoría de los temporeros que año tras año, van concatenando contratos con el mismo empresario, sin que este formalice su situación con categoría de fijo-discontinuo. Por otra parte, los datos generales de contratación, referentes a la presenta campaña, indican un incremento ligeramente superior al año pasado y sitúa el número total en 25.513. El perfil de los trabajadores contratados es el de varón, de origen extranjero (Magreb o Europa del Este), con edad comprendida entre los 25 y 40 años y con un bajo nivel de estudios, salvo en el caso de los temporeros de origen eslavo.

Julián Buey, Secretario General del sindicato aragonés, ha querido resaltar el “buen trabajo” realizado por Comisiones Obreras en colaboración con otras entidades, organizaciones y administración para mejorar la situación contractual y de vivienda de los temporeros. “Solo hay que mirar diez años atrás para ver un sector agrícola donde predominaba la economía sumergida, sin profesionalización y donde los temporeros vivían en asentamientos ilegales o en situaciones de infravivienda”, ha destacado.

CCOO estima fundamental seguir dando pasos en la integración del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS) en el régimen general, conforme a lo acordado en el marco del diálogo social, para continuar con la paulatina evolución positiva que se está dando en el sector agrícola aragonés.

Comentarios