El ayuntamiento de Monzón tiene una deuda aproximada de 21.500.000 euros

La alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau, y el concejal de Hacienda, Eduardo Lanzón, en rueda de prensa, daban a conocer la delicada situación económico-financiera del ayuntamiento que en la actualidad tiene una deuda de 21.500.000 euros, seis millones más de los que se contaba a 31 de diciembre, que salen a la luz al documentar la Cuenta General para su aprobación, que debería haberse hecho el pasado día 31 de marzo, como apunta Rosa María Lanau.

Eduardo Lanzón afirmaba que en estos momentos el ayuntamiento está en situación ilegal al no aprobar la Cuenta General y que se supera el límite de endeudamiento previsto en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales del 110%. Los bancos tienen préstamos con el ayuntamiento de 17.000.000 de euros.

A partir de esta cifra surgen otros conceptos como el circulante ( pago a proveedores) que se calcula en 1.200.000 euros y a la comarca se le debe 720.000 euros por la recogida de basuras. Además, hay una serie de reclamaciones como la funeraria Urgelés por 700.000 euros, el parquin público de 700.000 euros más 35.000 euros mensuales durante la duración del convenio, el pago a la constructora que pleiteaba por la adjudicación del Parque Acuático por 91.000 euros y la devolución de las contribuciones especiales de la calle Huesca.

También, hay convenios sin pagar al Campo de Tiro, Eliseo Martín, Colegio Joaquín Costa, Asociación de Comercio, o la urbanización del nuevo colegio de infantil tasada en 450.000 euros, por citar algunos.

Lanzón denuncia que en estos años el ayuntamiento se ha quedado sin patrimonio tasado en más de cuatro millones de euros.

A esta fecha la situación económica es tan delicada que en todas las cuentas bancarias habían 30.000 euros en efectivo.

Desde el equipo de Gobierno se defiende la actuación de los técnicos municipales y se recuerda como el interventor puso un reparo a la operación de la compra de la nave y convenio con Informática “ El Corte Inglés”.

Por último, Rosa María Lanau lanza un mensaje de tranquilidad en el sentido que se van a hacer los deberes para reducir deuda y pagar.

Comentarios