El Huesca regresa de Benasque y juega en Graus

La SD Huesca cierra su concentración de Benasque después de diez días intensos de preparación para los de Ángel Royo. Este sábado, en el regreso, hará una parada en Graus para jugar un partido amistoso a partir de las 19 horas. Por el momento todo ha salido a pedir de boca, según el técnico, y se ha cumplido los planes previstos, tanto en el aspecto puramente deportivo como en el social con la adaptación de los nuevos jugadores y también la convivencia de todo el grupo durante esta semana y media.

Ángel Royo podrá disponer de casi todo el plantel, aunque algunos como Bauzá y Vega están todavía en fase de recuperación de sus lesiones. El resto hay algunos con problemas físicos después de la carga realizada estos días y podrían tener descanso para afrontar en plenitud de condiciones la segunda fase de la pretemporada donde los partidos serán protagonistas. Sin ir más lejos la semana que viene habrá tres. Primero el miércoles en Sabiñánigo luego el viernes en Grañén y el sábado en el Alcoraz contra el Villarreal B en la presentación de los azulgrana ante su afición.

El partido en Graus es además una buena ocasión para seguir haciendo provincia, algo que el Huesca no quiere dejar de lado y siempre que puede se mide a conjuntos altoaragoneses para los que es ilusionante poder jugar ante un rival de 2ª División.

En esta ocasión es el Graus que se muestra contento y agradecido por tener la oportunidad de enfrentarse a la S.D. Huesca un año más. Se trata de todo un reto para los jugadores que ya se encuentran emocionados por poder enfrentarse a un equipo de la División de Plata.

Desde el equipo grausino indican que se trata, también, de una buena inyección económica ya que se espera que unas 400 personas acudan al encuentro. El dinero recaudado, explican, servirá para cubrir los gastos de las fichas de los jugadores.

Comentarios