El PSOE montisonense desmiente las declaraciones del PP sobre la anterior gestión municipal y niega que el ayuntamiento esté en situación de ilegalidad

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Monzón respondía este lunes a la rueda de prensa que el PP ofrecía la pasada semana informando sobre la gestión municipal de la anterior corporación. Los socialistas desmentían los datos aportados por los populares y afirmaban que todas las cuentas están dentro de la legalidad y que nunca han tenido ninguna sanción ni ningún problema de pagos.

La portavoz socialista, Elisa Sanjuán, desmentía que la deuda del consistorio ascendiera los 21 millones de euros y la cifraba en 14’4 millones de euros; una cantidad que se reducía en 1.760.000 euros en los presupuestos de 2011. Esta cifra equivale al 98% de los ingresos ordinarios, y por tanto, está dentro de la legalidad.

Sanjuán también quiso recordar que el incremento de la deuda se generó debido a la compra de la nave de Meflur, y que de 2003 a 2010 se trajeron inversiones a la ciudad por valor de 24 millones de euros. Asimismo, declaraba que en el contexto de la coyuntura económica, primeramente realizaron inversiones para generar empleo, y después para reducir el déficit.

Por otro lado, Sanjuán reconocía que la Cuenta General debería haberse presentado antes del 15 de marzo, pero que es un proceso común, ya que siempre suele llevarse esta cuenta en verano: lo importante es que se presente antes del 15 de octubre.

Finalmente, la portavoz socialista manifestaba su preocupación por los recortes en los servicios fundamentales para la ciudad, así como por las declaraciones de los populares, ya que según decía, están justificando que no van a tener dinero para realizar nada, como si fueran a paralizar la ciudad. Por ello, aconsejan al equipo de gobierno que dejen de criticar a la anterior corporación y que se dediquen a llevar bien las riendas del ayuntamiento, gestionando y consiguiendo inversiones para Monzón.

Por su parte, el ex alcalde de Monzón, Fernando Heras, afirmaba que habían llevado a cabo un traspaso de poderes ejemplar, y que él mismo informaba, a través de dos encuentros con la alcaldesa y el concejal de hacienda, de la situación municipal. Aseguraba haberse puesto a disposición de ambos y criticaba la respuesta obtenida por los ediles populares.

Heras achacaba las declaraciones de los populares a la proximidad de las elecciones generales y hablaba de la “regla no escrita en democracia”, según la cual, se deberían dar 100 días de gracia al gobierno y a la que el PP ha querido hacer caso omiso.

Por último, Heras declaraba que el grupo municipal socialista va a ofrecer una oposición constructiva, colaborando y pensando en los ciudadanos.

Comentarios