Navarra abrirá en enero sus dos últimos tramos de la Autovía a Jaca

Autovía Pamplona Huesca A-21

Navarra pondrá en servicio conjuntamente sus dos últimos tramos de la Autovía del Pirineo Pamplona-Jaca (A-21), actualmente en obras, a partir del 1 de enero de 2012. Así lo asegura el departamento de Fomento del Gobierno foral de Navarra, descartando abrir previamente, en agosto o septiembre, el tramo que unirá Yesa y la muga con Aragón, algo que se valoró en su día. Está previsto que los conductores puedan disfrutar a partir del año que viene de 16,6 nuevos km de autovía, entre Lumbier y la muga aragonesa, completándose con ellos todo el trazado en territorio foral, que comprende 46,12 km y 6 tramos.

Las obras del tramo Yesa-Aragón, de 6,5 km, se iniciaron en septiembre de 2009 y estaba previsto que estuvieran listas para agosto de 2011. Esto hizo al Gobierno foral plantearse la posibilidad de abrir al tráfico esta parte pese a no estar la autovía lista ni por detrás (el penúltimo tramo, de 10,1 km entre la Venta de Judas de Lumbier y Yesa, se acabaría en diciembre), ni por delante (ya en Aragón y competencia constructiva del Ministerio de Fomento).

Por su parte, desde el Gobierno de Navarra aseguran que el Estado está trabajando en las obras del primer tramo aragonés, entre la muga y Tiermas, de 4,31 km. En su día se apuntó que para enero de 2012, cuando Navarra abra todo su trazado, podría estar lista una de las dos calzadas del mismo para dar continuidad a la autovía, y evitar que se tuvieran que ejecutar desvíos hacia la actual carretera Nacional N-240.

Asimismo, el Ministerio de Fomento no ha sacado a concurso todavía los tramos pendientes de la A-21 en Aragón. Anunció que lo haría en 2011, de modo conjunto y mediante peaje en sombra (pago diferido a lo largo de los años). Serán al menos 4: Tiermas-Sigüés (6,6 km), Fago-Puente la Reina de Jaca (11,6), Santa Cilia-Jaca oeste (9) y Variante de Jaca (8). En total, la A-21 suma en Aragón 9 tramos y 57,51 km. Otros 4 tramos están en obras, aunque a un ritmo lento por el frenazo de la inversión pública estatal, y sólo uno terminado, de 2,9 km.

Por su parte, la mejora de los accesos a Sangüesa desde la Autovía a Jaca ya se ha iniciado, según indica el departamento de Fomento navarro. Se han realizado los 1.000 metros que transcurren desde la futura glorieta de salida de la A-21 a la glorieta de Liédena (N-240). Forman parte del desvío de 5,2 km de la carretera Nacional N-240 entre Lumbier y Liédena que se abrió al tráfico el pasado 22 de julio para favorecer las obras de construcción de la autovía. En adelante, y con un plazo previsto de finalización a 31 de diciembre, se actuará sobre otros 1.630 metros de carretera. Son 2.360 metros de mejoras en general, hasta la glorieta del polígono de Sangüesa, y habrá un tercer carril de adelantamiento en 2.080 metros.

Comentarios