Triste efemérides: 15 años de la riada de Biescas

2003092323 biescas.jpg

Este domingo se cumplen quince años de la riada de Biescas que se llevó por delante el Camping las Nieves y se saldó con unos datos que aún hoy estremecen. Ochenta y siete personas fallecidas y casi doscientas, ciento ochenta y tres para ser exactos, heridas. Después de estos tres lustros poco se ha avanzado en cuanto a la mayoría de sus consecuencias: de las 87 familias indemnizadas catorce no han recibido su indemnización y las instalaciones de lo que en su día fue el Camping están totalmente abandonadas.

Lo que empezó como una tormenta de verano un 7 de agosto de 1996 finalizó en tragedia, y una riada de agua, lodo y todo lo que arrastraba a su paso fue a parar al Camping las Nieves de Biescas. Hubo que esperar a 2005 a que la Audiencia Nacional dictara una sentencia en la que decía que la tragedia era ‘previsible y evitable’, por construir el camping en una zona peligrosa. A pesar de que la Audiencia Nacional fijó un pago de 180.000 euros por cada fallecido, solo la DGA ha cumplido, y del total de las familias que tenían que ser indemnizadas aún hay al menos catorce que no han cobrado.

La sentencia declaró culpables solidarios económicos al Ejecutivo aragonés y a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y ambos acataron el pago de 11,2 millones de euros. Una indemnización por cada fallecido de 180.000 euros. Pero solo la DGA ha cumplido con su parte del 50%. Hay que recordar, que la sentencia solo benefició a las 62 familias que se personaron vía contencioso-administrativo, mientras que las diligencias penales fueron archivadas.

En cuanto a lo que queda del camping, el lugar casi da miedo. El abandono es total, aunque desde el Ayuntamiento de Biescas se ha indicado que hay un proyecto de tiro al plato, pero quince años después todo sigue prácticamente igual a aquel triste 7 de agosto de 1996.

Comentarios