Las denominaciones de origen aragonesas prevén recoger más de 130 millones de kilos de uvas

viña cepa uva vendimia vino

Ésta es la previsión de las diferentes denominaciones de origen de vino de Aragón para la próxima cosecha. Somontano, Cariñena y Campo de Borja esperan comenzar con la recolección a finales de agosto, mientras que Calatayud lo hará más tarde; entre finales de septiembre y principios de octubre. Las temperaturas frescas de este mes de julio hacen que la calidad de la uva, si no hay sorpresas meteorológicas en este mes, sea muy buena, por lo que las denominaciones de origen afrontan la campaña con optimismo.

La Denominación de Origen Somontano comenzará con la recolección de uva la última semana de agosto, la previsión es alcanzar las cifras del año pasado, alrededor de 20 millones de kilos de uva.

En la D.O. Cariñena mantienen también la fecha de final de mes para empezar la recogida y en cuanto a la previsión, su presidente, José Luis Mainar, espera superar los datos de la pasada campaña.

También en Campo de Borja esperan comenzar la campaña de recogida la última semana de agosto o la primera de septiembre. Las temperaturas bajas han mejorado el estado de las viñas y también prevén igualar las cifras del año pasado.

Y la D.O. Calatayud es la única que retrasará la recogida hasta finales de septiembre o principios de octubre. Y aunque es pronto para hacer predicciones, se muestran optimistas.

La contratación de temporeros

La contratación de temporeros para la recogida no será un problema para la campaña de la uva. Y es que la mecanización de la recogida hace que cada vez sea menos necesaria la mano de obra personal. Las cuadrillas de temporeros de la zona y los temporeros inmigrantes que repiten cada año serán de nuevo los que se hagan cargo de las pocas explotaciones que necesitan mano de obra para la recolección.

El desconcierto ocasionado entre los ciudadanos rumanos a causa de la moratoria por la que deberán tener un permiso específico para poder ser contratados, no afecta a la vendimia.

En la mayor parte de las explotaciones de uva, la recogida es mecánica, en aproximadamente el 80 % de los casos.

Este año no habrá grandes novedades en la campaña, aunque todas las denominaciones apuestan por consolidar su principal fuente de ingresos, la exportación, y buscar nuevos mercados.

Comentarios