100 años de vuelos a vela en Huesca

El vuelo sin motor en Huesca cumple 100 años desde aquel 7 de agosto en el que el oscense Gregorio Campaña llegó a Huesca para realizar una exhibición que presenciaron unas 6.000 personas. Luis Ferreira, representante del Club Nimbus de Vuelo a Vela, afirmaba que el vuelo sin motor en Huesca es un referente a nivel mundial y “es algo que no se debe perder”.

Huesca acogió en 1940 la primera escuela de vuelo sin motor del país. Una escuela por la que pasaron la mayoría de los pilotos de esta especialidad entre los años 50 y los 70.

Actualmente, la imagen es muy diferente. El anterior aeródromo de Monflorite se ha convertido en un aeropuerto, espacios que se han declarado incompatibles. Por lo tanto al desaparecer este aeródromo se ha perdido la red de aeródromos que existía en Huesca.

Ha finalizado la exposición fotográfica que se encontraba desde hace semanas en el Palacio Villahermosa “Cien años sobre el cielo de Huesca (1911-2011). De los primeros aviadores a la actualidad”. Una exposición que miraba con nostalgia los años en los que Huesca era un referente y que pretendía levantar el interés de los oscenses por el vuelo a vela.

Ferreira afirmaba además que es posible que la exposición recorra otras localidades de la provincia e incluso se estudia la posibilidad de que se desplace a Madrid.

LA HISTORIA

Como recoge "La Magia de Viajar", hay algún lugar en España que todo el mundo asocia con el vuelo sin motor, ese lugar es sin lugar a dudas Monflorite, a solo diez kilómetros de Huesca.

El origen de aquella actividad se remonta al año 1931, cuando un grupo de entusiastas oscenses constituyen el Huesca Aeroclub e inician con ilusión y empeño una historia que ya cuenta ocho décadas. Si consideramos además los ensayos del también oscense Gregorio Campaña, que en el año 1911 se convertiría en el primer piloto aragonés y tercero nacional, podemos concluir que durante el presente año podemos celebrar el primer centenario de la aviación en Huesca.

Tras la finalización de la Guerra Civil en 1939, el Ejército del Aire constituyó en aquel lugar la Escuela de Vuelo sin Motor de Huesca. Durante muchos años aquel lugar se convirtió el máximo referente nacional del vuelo sin motor; por él pasaron en mayor o menor medida la práctica totalidad de los pilotos españoles de la segunda mitad del pasado siglo. A lo largo de su dilatada historia, la Escuela de Vuelo sin Motor de Huesca formó a más de 7.000 pilotos.

Comentarios