Una veintena de alumnos de la UZ ya excavan en Labitolosa

2004081818 Labitolosa.gif

Labitolosa, uno de los yacimientos romanos más importantes de la provincia, vuelve a convertirse, durante estos días, en el lugar donde los alumnos de Historia de la Universidad de Zaragoza conocen, sobre el terreno, todo lo referente a las civilizaciones romana y árabe que en este lugar habitaron. En este 2011, se cumplen veintiún años desde que comenzaron las excavaciones arqueológicas en esta antigua ciudad que, a día de hoy, pertenece a La Puebla de Castro.

El objetivo para la campaña de excavación de este verano es completar el estudio de la ciudad romana, además de conocer el emplazamiento y las características de una gran fortaleza árabe presente también en el lugar.

Se calcula que Labitolosa debe tener unas doce hectáreas, de las cuales, muchas aún descansan bajo los bancales, habiendo sido descubiertas parte de lo que fue la plaza mayor, algunas viviendas y quizá, lo más importante, los dos monumentos termales: los baños públicos y la curia, una de las mejores conservadas de España. A pesar de que para que saliese a la luz toda la ciudad haría falta seguir excavando durante muchos años, los proyectos realizados hasta el momento van marcando ya el fin de los trabajos de campo.

Este año, el número de alumnos ha menguado debido al recorte presupuestario sufrido. Se trata de una excavación por la que ya han pasado cientos de estudiantes de historia que, durante estos días, conviven, junto a compañeros franceses, en esta excavación, realizando el trabajo de campo que luego pasa al laboratorio de la Facultad de Humanidades.

El próximo 20 de agosto, estos jóvenes guardarán sus herramientas de trabajo, que descansarán en sus casas hasta que, el año que viene, vuelvan a descubrir más “tesoros” de este lugar único en la Ribagorza.

Comentarios