Roldán del Alto Aragón, actuación estelar en el día de San Lorenzo

La actuación folclórica, este año, el día del patrón San Lorenzo, corrió a cargo del grupo Roldán del Alto Aragón, quienes consideraban todo un lujo poder actuar en casa y el 10 de agosto.

Como novedades de este año, el grupo de baile, que dirigen Yolanda Cortés y V Víctor Guerrero, presentaron el Bolero de Alagón, y las jotas de San Millán y Alma de Aragón. Como anécdota, hay que decir que estas 2 últimas piezas, iban a interpretarse en San Vicente y en San Jorge, pero motivos ajenos al grupo en la primera y climatológicos en la segunda, habían hecho que todavía no hubieran podido ser interpretadas.

Además de estas piezas de estreno, el grupo Roldán ofreció la jota de la zarzuela Gigantes y Cabezudos, la Jota de San Lorenzo, imprescindible siempre en Huesca y en sus fiestas, y la Jota de los Pastores del Valle de Tena, coregrafiada por Pedro Azorín, de quien siempre traen a este festival al menos una de sus coreografías.

El grupo de canto, que dirige José Luis Urbén, interpretó grupalmente el Pasacalles titulado “De Aragón, Rioja y Navarra.” Con él querían señalar que aunque siempre llevan como bandera la Jota Aragonesa, la jota también se interpreta en nuestras las comunidades de La Rioja y Navarra, dignificando su canto con un estilo muy parecido al nuestro.

De manera individual, José Alberto Longares cantó la habanera En la Solana, estrenada en este escenario el año pasado, cosechando un gran éxito. La pieza, con letra de José Luis Urbén y música de José Antonio Esteban, (miembro de la rondalla de Roldán del Altoaragón), cuenta la historia de una pareja de enamorados: él, un pastor de la finca La Solana, cercana a Sariñena, y ella, una joven y guapa moza monegrina que tiene que emigrar a Barcelona. La historia, basada en hechos reales en la década de los cincuenta del siglo pasado, tiene un trágico final que da a la pieza un carisma especial, con un estribillo pegadizo que se puede dejar de tararear.

Hay que destacar también, el retorno a los escenarios de la cantadora de Sodeto Victoria Gallán, que fue fundadora del grupo y que tras muchos años de silencio ha vuelto para poner su voz y su estilo característico a la Jota Aragonesa.

Finalmente, se contó con la colaboración de Pilar García, quien desde la Casa de Aragón de Valladolid, demostró lo que se quiere a la jota fuera de nuestras fronteras, y sobre todo, lo bien que se canta.

Mari Carmen Peña, se encargó de que los componentes del Grupo Roldán del Altoaragón, mostraran una buena variedad de trajes regionales sobre el escenario, destacando no sólo la riqueza de nuestros cantos, músicas y danzas, sino también la de nuestro traje regional.

Comentarios