La vida en un pueblo, excusa para el buen hacer de la Santa Cecilia

Tras la actuación del pasado año 2010, enteramente dedicada al mentor de Santa Cecilia, Pepe Rodrigo, que había fallecido en un accidente de tráfico, la actuación de esta agrupación folclórica en estas fiestas de San Lorenzo llegó totalmente renovada, algo que sorprendió gratamente a todo el público que esperaba esta actuación en el Paseo Central del Parque Miguel Servet.

El espectáculo que había preparado el grupo contaba con una original puesta en escena, en la que aparecía un pregonero, que iba dando paso a los diferentes bailes y cantos, muy numerosos a lo largo de toda la velada.

A lo largo de este espectáculo musical teatralizado, se pudieron escuchar estilos tradicionales con letras escritas ex profeso para la ocasión, relatando las peculiaridades de los antiguos oficios: lavanderas, costureras, panaderas, barbero, alfarero, fotógrafo o cestero.

Los bailes que se interpretaron, también hacían referencia a las tareas del campo: la recogida de la oliva, la siega, la trilla o el oficio de pastor. Todo estos bailes se mostraban aderezados con una gran cantidad de elementos antiguos, aperos de labranza rescatados de los pueblos, menaje, mobiliario y una gran cantidad de accesorios e indumentaria tradicionales. Los miembros de la Santa Cecilia han trabajado de forma denodada en estas últimas semanas, precisamente para tener preparada toda esta escenografía que introducía al público en el ambiente que se intentaba recrear.

La última parte del espectáculo simuló la plaza del pueblo en fiestas, y el ambiente de las tabernas con los tradicionales cantos de bodega.

Como viene siendo habitual en las actuaciones de la Agrupación Folclórica Santa Cecilia, el espectáculo temrinó con la emocionante jota de San Lorenzo, interpretada por todo el cuerpo de baile.

La creación de este espectáculo ha sido un trabajo de la profesora Susana Gil con letras y textos del también jotero Toño Julve.

Comentarios