La Junta Arbitral de Consumo aumenta un 17,4% las solicitudes de intervención respecto al primer semestre de 2010

Teléfono del Consumidor

La Junta Arbitral de Consumo de Aragón ha recibido 980 solicitudes de arbitraje en el primer semestre de 2011, lo que supone un incremento del 17,4% sobre el mismo periodo del año anterior. Las telecomunicaciones, con 756 peticiones, es el sector que más solicitudes de arbitraje ha precisado.

La intervención de la Junta Arbitral es un sistema de resolución de conflictos que permite a las partes implicadas solventar sus diferencias sin gastos y sin la necesidad de acudir a los tribunales de Justicia, en el menor tiempo posible. Se trata de un servicio gratuito adscrito a la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón, basado esencialmente en la voluntariedad de las partes que aceptan someterse a la decisión de un tribunal de Arbitraje o Colegio Arbitral. Por ello, para la resolución de cada asunto se designa un órgano arbitral compuesto por tres miembros: un representante de la administración, un representante de las asociaciones de consumidores y un representante de las organizaciones empresariales

Por sectores, de las 980 solicitudes presentadas la mayoría, un 77,1%, corresponde al sector de las telecomunicaciones con 756 peticiones, ello es consecuencia, no sólo del uso generalizado de la telefonía fija, móvil e Internet, sino también debido a la adhesión de las empresas más significativas de este sector al Sistema Arbitral de Consumo. La enseñanza privada a distancia con 24 solicitudes, al igual que las tintorerías han sido, a continuación, los sectores más demandados. Otros sectores que generan reclamaciones significativas ante la Junta son los viajes con 17 solicitudes, Informática y electrónica con 16 y muebles y automóvil, ambos con 15.

 

De estas solicitudes, 458 han llegado a través de Oficinas de Información al Consumidor, comarcales y municipales, y los servicios de Consumo; 116 a través de asociaciones de consumidores y 406 han sido presentadas directamente por los consumidores aragoneses.

 

Comentarios