Los mayores finalizan las fiestas almorzando migas

En la mañana del último día de las fiestas, los mayores son los protagonistas en el homenaje que les rinde la ciudad, con el reparto de migas con uva, agua y vino. Desde primera hora, las colas eran enormes ante el Palacio de Congresos, esperando con buena gana que se abrieran las puertas para coger sitio en las grandes mesas que se habían preparado para que pudiesen degustar el almuerzo. Una organización perfecta con mairalesas mayores y pequeñas, sus madres, concejales y concejalas y hasta la alcaldesa trabajando, permitía que se repartiesen casi 1.000 raciones de migas entre las 850 personas que habían acudido a este acto, amenizado por la buena música de la Mississippi Jazz Band.

Las migas habían sido elaboradas por el Cátering San Lorenzo, que habían trabajado y mucho desde primera hora de la mañana, además de haber dejado cortado ya el pan y la cebolla desde la víspera. Para esas mil raciones, se necesitaban 100 kilos de pan, 15 kilos de longaniza, 25 kilos de chorizo, 15 kilos de panceta, 25 kilos de cebollas, 50 cabezas de ajos, 20 litros de aceite, 10 kilos de tomate triturado, sal, y 35 kilos de uva para acompañar. Además, se repartían 150 litros de vino tinto y 700 botellines de agua mineral.

Los mayores se mostraban, como siempre, agradecidos con el almuerzo y contentos por lo deliciosas que estaban las migas. Ellos también viven San Lorenzo y lo disfrutan; no sólo los oscenses. También llegan a Huesca desde la provincia o desde otras comunidades autónomas.

En el transcurso de este acto también se han otorgado los trofeos de los diferentes juegos y campeonatos, que se han disputado estos días con auténticos expertos: guiñote, dominó, parchís, hoyete, tejo, rana y petanca. Siempre hay algunas personas que compaginan deporte y diversión, en medio de las fiestas, y esto tiene su recompensa.

Las mairalesas, mayores y pequeñas, ejercían de magníficas camareras en uno de los últimos actos de estas fiestas, que están a punto de terminar, y en las que han disfrutado al máximo. Todas aseguran que lo han pasado de maravilla, que repetirían y que, a pesar del cansancio, no tienen ganas de que acaben las fiestas.

Y tras el almuerzo y los premios, llegaba el momento de volver a casa, o de continuar disfrutando de los actos de las fiestas, preparados para este día 15.

Comentarios