Éxito en el pico Khan Tengri en Kazajstán por la expedición del GMAM

La expedición del Grupo Militar de Alta Montaña al pico Khan Tengri en Kazajstán ha realizado con éxito su objetivo, hacer cima. Así se suma uno más, a los dos picos, Lenin y Korzhenevskaya, que ya tienen y que conforman los cinco picos del Leopardo de las Nieves. ‘La vuelta ha sido rápida y con shock de temperaturas, pasando de los cuatro grados bajo cero del Khan Tengri a los más de treinta y cinco que hay en España’ afirmaba Fernando Yarto del GMAM.

El pico Khan Tengri se encuentra a 7000 metros de altitud en la cordillera del Tian Shan, haciendo frontera con la República de Kazajstán, Kirguistán y China. Al lado de una de las cordilleras más importantes de Asia, el Karakórum.

Este pico, Khan Tengri, es especial porque constituye uno de los cinco picos que debe ser escalado para poder obtener el premio Leopardo de las Nieves. Este reconocimiento se obtiene a los montañeros que ascienden a los picos de más de 7000 metros de altitud de la antigua URSS, Lenin, Khan Tengri, Korzhenevskaya Ismail Samani y el Pobeda. El Grupo Militar de Alta Montaña, con el Khan Tengri, ya tienen tres.

La expedición, realizada con éxito, comenzó el pasado 25 de julio desde Madrid cuando pusieron rumbo al campo base del pico Khan Tengri a 4000 metros de altitud. Tras acostumbrar al cuerpo mediante el procedimiento ‘dientes de sierra’, hacer actividad en altura y descansar un poco más abajo de donde se ha realizado la actividad, se fueron aclimatando los campos I y II, durante casi dos semanas.

La subida les costó seis horas y la bajada tres. Yarto destaca que ‘la ruta en su mayoría está equipada con cuerdas porque el recorrido y la inclinación es muy fuerte’ seguía explicando que, ‘la calidad de las mismas es mala, pero sin ellas, sería imposible subir y bajar’. Hicieron cima, cinco de las seis personas que fueron, por lo que ‘están contentos con el resultado’.

‘El campo III no se pisó hasta el día que hicieron cima’, explicaba Fernando Yarto. El tiempo era agradable y las temperaturas no eran extremas, pero tuvieron una semana con mal tiempo, viento y nieve, que no les permitió hacer cima antes. Yarto decía que ‘las temperaturas en el campo III podían llegar hasta los quince grados bajo cero y con el viento, éstas descendían’.

La vuelta fue rápida, ya que en 24 horas ya habían regresado a España. Por ahora, no tienen ningún proyecto a corto plazo y esperan descansar para el próximo reto.

Comentarios