Semana trágica en el Pirineo oscense con tres montañeros muertos

Glaciar Monte Perdido

La última víctima era un hombre de 42 años y vecino de Andorra, que se encontraba desaparecido desde el pasado domingo, 21 de agosto, en Monte Perdido. Los equipos de Rescate en Montaña de la Guardia Civil de Boltaña y Jaca, con ayuda del helicóptero de la UHEL-41, con base en Benasque, y un médico del 061, localizaban este sábado por la mañana el cuerpo sin vida del montañero. Con ésta ya son tres las personas muertas esta semana en el Pirineo oscense. Se da la circunstancia de que todos ellos realizaban su actividad sin compañía.

El tercer montañero, experimentado y perfectamente equipado, se había precipitado en una rimaya de agua bajo el glaciar de Monte Perdido. La localización y recuperación del cadáver en la grieta se veía dificultada por lo angosto del lugar, por las bajas temperaturas y por la presencia de agua de deshielo, que obligaba a los componentes de la Guardia Civil a extremar las precauciones en las tareas de recuperación.

Tras poner en conocimiento de lo sucedido al Juzgado de Instrucción de Boltaña, que autorizaba el levantamiento del cadáver, la unidad de helicópteros UHEL-41 de la Guardia Civil trasladaba el cuerpo al depósito de cadáveres de Boltaña, a la espera de la realización de la autopsia.

El montañero fallecido se encontraba desparecido desde el pasado domingo, 21 de agosto, cuando salió a realizar una actividad de montaña en la zona de Monte Perdido y no regresó.

Este viernes por la tarde era localizado, tras varios días de búsqueda infructuosa, en la zona del Macizo del pico Balaitus, término municipal de Sallent de Gállego, el cuerpo sin vida del montañero alemán, de 31 años de edad, que llevaba desaparecido desde el miércoles. El cadáver era trasladado a la localidad de El Pueyo de Jaca y posteriormente al depósito de cadáveres del Hospital de Jaca. En las labores de rescate intervenía la Guardia Civil de Huesca, el helicóptero UHEL-41 y un D.U.E. del 061.

Durante varias horas esta semana llegó a haber hasta cuatro montañeros en paradero desconocido. Este pasado jueves eran encontrados dos franceses: uno vivo, en el pico La Capilla (en el valle de Pineta), y otro muerto, en Astazous, tras haberse precipitado por una zona de crestas.

Comentarios