La SD Huesca vence 1-4 al Sariñena en un partido especial para Royo y Jaime Latre

Angel Ángel Royo Sariñena socio honor

Los dos monegrinos fueron homenajeados en los prolegómenos del encuentro que disputaron la SD Huesca y el CD Sariñena y que finalizó con victoria azulgrana por 1-4. Ángel Royo se estrena en el banquillo azulgrana como primer entrenador en la 2ª División y se inició como técnico en la entidad monegrina y en el caso del colegiado milita en la división de plata, siendo todo un lujo para el arbitraje altoaragonés poder contar con un árbitro en el fútbol profesional.

En lo referente al partido, el Huesca ganó tras un primer tiempo al que se llegó con empate a uno. Gilvan de penalti adelantó a los azulgrana e Iván Martínez empataba para los locales. En la segunda mitad, Roberto hacía el 1-2 y posteriormente, también de penalti tras marcar en el rechace, Molina hacía el tercero. Cerró la cuenta Ochoa con el 1-4 final.

El Huesca notó la carga de trabajo, puesto que había entrenado por la mañana de forma intensa, y Royo aprovechó para probar de cara al encuentro de Alcorcón y de hecho, excepto Camacho (se le dio descanso) y el portero Larrrosa, el resto fueron los que en principio pueden ser titulares con Ekhi en la banda derecha como lateral en sustitución de Rafael Sastre que ha sido sancionado con 4 partidos por su expulsión en Sabadell.

El Sariñena también demostró buenas maneras ante un rival de superior categoría y que esta temporada puede dar muchas alegrías a los aficionados que no quisieron perderse este partido previo a las fiestas por lo que hubo un buen ambiente en la grada.

Destacar en el Huesca que además de Sastre, sancionado, y Bauzá que sigue con su recuperación, Jokin tiene para un par de semanas por unas molestias en el pubis y Vázquez continúa también poco a poco entrando en el grupo.

En Sariñena no faltó la plana mayor de la SD Huesca y también estuvo arropado el colegiado Santiago Jaime Latre con el vicepresidente del Comité Aragonés de Árbitros de Fútbol, José Antonio Pérez Serrate, y el delegado en Huesca, Miguel Ángel Fustero.

Comentarios