La CHE detecta DDT en las aguas del río Cinca, aunque en 2008 prohibía la fabricación del diocofol

La Confederación Hidrográfica del Ebro hacía público su informe anual sobre la Red de Control de Sustancias Peligrosas. Este estudio recoge el trabajo desarrollado durante el 2010 por el Organismo para el estudio de la contaminación de origen industrial en las aguas superficiales de la Cuenca del Ebro, un control que exige la toma de muestras de agua, de sedimentos y de biota, habitualmente peces. Su objetivo es conocer la tendencia en la presencia de determinados contaminantes y por supuesto, realizar un seguimiento del grado de cumplimiento de las autorizaciones de vertido. Entre las sustancias detectadas está el DDT, aunque en el 2008 se prohibía a la empresa Montecinca que dejará de fabricar Dicofol y por tanto no utilizará el DDT en su proceso de fabricación de productos químicos. Por lo que se supone que son restos de esos años, que no se han depurado.

Cabe recordar que en el 2008 el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) perteneciente al Gobierno de Aragón otorgó la licencia de Autorización Ambiental Integrada (AAI) a la empresa de productos químicos Montecina en la que se establece la prohibición de fabricar a partir de la fecha de la resolución. Esta empresa produce dicofol mediante un proceso integrado en ciclo cerrado, apareciendo DDT como intermediario.

El convenio de Estocolmo, del cual España es parte contratante, tiene por objeto proteger la salud humana y el medio ambiente frente a los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP), eliminando y cuando esto no sea posible, reduciendo estos contaminantes. El convenio contempla también la producción de dicofol en el que aparece DDT como intermediario en ciclo cerrado y en emplazamiento limitado.

Además las últimas informaciones manejadas en el Grupo de Trabajo sobre químicos PBT (Persistentes, Bioacumulables y Tóxicos) de la UE parecen indicar que el dicofol será clasificado como una sustancia PBT y como COP. Todo apunta que el dicofol deje de estar autorizado como producto fitosanitario en la UE. Así en la Directiva Marco del Agua, actualmente en negociación, considera el dicofol como una sustancia dañina.

Por otro lado, la autorización de vertido otorgada a Montecinca en 2005 por la Confederación Hidrográfica del Ebro, exigía que el vertido debe estar exento del DDT a partir de enero de 2008.

Comentarios