La Fiesta de las Personas Mayores de Graus, preámbulo de las fiestas de Graus

mayores fiestas graus

Numerosas personas se reunían, este domingo, en la Residencia de la Tercera Edad de Graus para celebrar la Fiesta de las Personas Mayores. El acto central de este acto era el homenaje a tres matrimonios que, en este 2011, cumplían cincuenta años como marido y mujer. También se convertía en el primer acto para los repatanes y repatanas de este año.

En una jornada muy emotiva, los tres matrimonio homenajeados se mostraban felices durante el acto al que, como no podía ser de otra forma, acudían numerosos familiares de estos tres ejemplos de amor duradero.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, destacaba el carácter festivo de esta fiesta y la importancia de celebrar un acto como este, “embajador del amor y la felicidad, así como de la armonía que se vive durante las fiestas”. Afirmaba, además, tan importante e indispensable, quizá, explicaba, uno de los servicios públicos más importantes y complejos que se llevan a cabo y declaraba lo indispensable de la atención y mejora de nuestros mayores en el medio rural.

Marta Fustero, gerente de la Residencia de la Tercera Edad, resaltaba de este acto su importancia para quienes residen en este lugar, ya que se convierte en el momento en el que las fiestas visitan su hogar, un lugar, explicaba, abierto y participativo. Aprovechaba el momento para felicitar a los matrimonios homenajeados, destacando el ejemplo y orgullo que son para el pueblo y la comarca, sirviendo como exaltación de las personas de edad avanzada.

Los homenajeados en este 2011 eran Mª Luz Pueyo y Agustín Noguero, María Suiles y Antonio Franco y Cruz Ochoa y Jesús Martínez. Éste último era quien nos desvelaba el secreto de un matrimonio tan duradero; en su opinión, la complicidad y el intentar llevarse bien con la pareja, cediendo en lo que sea necesario.

Comentarios