Casi 300 motos clásicas lucen por las carreteras monegrinas

Casi 300 inscripciones lograba la VII Concentración de Motos Antiguas en Alberuela de Tubo, una actividad que cada año acoge a más aficionados del mundo del motor. Esta actividad, organizada por la Asociación “El Puntal” pretende ofrecer un espectáculo itinerante, ya que los motoristas van recorriendo distintos pueblos y paralelamente, dar a conocer al paisaje monegrino.

En esta ocasión la cita también tenía un espacio para el homenaje, con un acto de reconocimiento al fallecido Tomás Berna, natural de Tauste y que con sus 89 años era el motero más mayor participante en ediciones anteriores. Todo un icono de las motos, como reconoce Guillermo Gimeno, uno de los organizadores de la concentración.

En el itinerario de este año además de atravesar la Comarca de los Monegros, también se adentraban en el Somontano, recorriendo varios de sus municipios. El comienzo y el final del mismo se realizaba en Alberuela de Tubo, posteriormente se hacía una parada en Peralta de Alcofea, El Tormillo, La Masadera, Castelflorite, Sena, Sariñena (coincidiendo con las fiestas patronales), San Lorenzo del Flumen, Lalueza y Sodeto.

En este encuentro, que despierta gran interés en la zona, se daban cita aficionados de las motos de Aragón y de otras comunidades autónomas para participar en este recorrido. Es el caso de Juan Pallarés, llegado desde Castellón y que con 75 años lleva desde los 18 pilotando motocicletas. A sus espaldas quedan historias tan interesantes como un viaje en moto hasta el Círculo Polar Ártico que le llevó dos meses.

Una gran parte de los participantes se dedican a coleccionar motos antiguas que ellos mismos restauran, o incluso a reproducir un modelo en concreto. La mayoría de las motos tienen gran valor, ya que se trata de piezas tanto de la preguerra como de la posguerra y en las que todas ellas son originales.

Comentarios