CEDESOR renueva su junta en el año de su XX aniversario

Tras las elecciones del pasado mes de mayo, toca el momento de renovar la junta del Centro de Desarrollo Rural para Sobrarbe y Ribagorza. Los estatutos estipulan que, una vez realizadas unas elecciones municipales, es obligatorio renovar esta institución por lo que, el próximo 27 de septiembre, se contará con nuevos miembros en el órgano de dirección.

La junta del CEDESOR está formada por 21 personas. De ellas, 12 son representantes de la sección privada, dividido en 6 sectores, y 9 forman parte de entidades públicas, de los cuales, 2 son elegidos por la DPH y los siete restantes, por las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe.

El próximo 27 de septiembre, tendrá lugar la reunión en la que los socios del sector privado elegirán a sus nuevos representantes. Tras ella, se constituirá la nueva junta y se nombrarán los cargos de presidente, vicepresidente, secretario y tesorero.

Antonio Escalona, actual presidente de CEDESOR, lleva más de 9 años al frente de este institución. De este último periodo hace un balance muy positivo, pese al momento actual que se vive. Declara que, durante este tiempo, se ha podido ayudar a muchos emprendedores de la zona. Aún así, reconoce, no ha sido posible, durante estos años, ayudar a todos los proyectos para que saliesen adelante.

De hecho, la labor principal de esta institución es la recepción y la valoración de los proyectos que llegan hasta su sede, sita en Campo, una vez evaluados por los técnicos correspondientes.

En 1991 nacía el CEDESOR, el programa más importante con el que, hasta el momento, habían contado las dos comarcas y que, desde entonces, ha aprobado más de 1.000 proyectos con una inversión pública de más de 30 millones de euros.

Pero además, también se invierte en otros ámbitos, no sólo en la creación de nuevos proyectos o mejora de negocios. CEDESOR también actúa en el patrimonio y naturaleza de las comarcas a través de diferentes actuaciones que, de otra forma, entienden, no se podría llevar a cabo puesto que los promotores no apostarían por ellas, ya que no conllevan beneficios. Junto a ello, también hace una fuerte apuesta por la formación, a través de cursos destinados s varios sectores.

Comentarios