Bieffe Medital de Sabiñánigo disminuye el uso energético y de agua

En el último año, las principales líneas de actuación de Baxter España han estado dirigidas a la implementación de un programa energético que ha logrado una reducción del 8% en consumo de kWh con respecto a 2009 entre las instalaciones de Madrid, Valencia y Las Palmas. Por su parte, la planta de producción de Sabiñánigo ha disminuido en 2010 el uso energético y de agua por litro envasado en un 2,6% y un 9,7%, respectivamente, y ha registrado una reducción en la generación de residuos de un 12,3%, en comparación con el año anterior. La apuesta de Baxter por las prácticas de producción sostenibles en su planta de Sabiñánigo ha sido reconocida con el Premio Fundamed 2009, en la categoría de Producción y Fabricación.

Los centros de Baxter en España recibieron durante 2010 el reconocimiento de la compañía por sus resultados en seguridad laboral. La planta de Sabiñánigo superó ya en 2009 la cifra de dos millones de horas trabajadas sin accidentes laborales con baja y está adscrita al programa Objetivo Cero Accidentes de Trabajo del Gobierno de Aragón y la Dirección General de Trabajo.

Su Informe Global de Sostenibilidad del año pasado recoge los principales hitos económicos, sociales y medioambientales derivados de su actividad durante el último ejercicio. El documento, publicado por duodécimo año consecutivo, repasa las prioridades de Baxter en materia de sostenibilidad y que se dividen en tres áreas: la ampliación del acceso a la sanidad, el compromiso medioambiental y la optimización del ambiente de trabajo.

Entre los logros medioambientales destacan el ahorro de un 10% en el consumo de agua en comparación con el año 2005 y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 7% respecto a 2005. Por su parte, la Fundación Baxter Internacional ha destinado en el último año cerca de 80 millones de dólares a subvenciones, aportaciones y donaciones de producto para responder a necesidades críticas a nivel global.

El servicio a la sociedad y la participación de sus empleados son elementos fundamentales en la cultura de la compañía. Por ello, en 2010, cerca de 7.850 de sus profesionales dedicaron más de 163.000 horas a labores de voluntariado en sus comunidades.

La filial española de Baxter se sitúa a la vanguardia de la política de sostenibilidad de la compañía. Ha obtenido el certificado en Gestión Ética y Socialmente Responsable SGE 21, la norma creada por Forética que establece los requisitos que debe cumplir una organización para integrar la Responsabilidad Social en su estrategia y gestión. Se trata de la primera compañía del sector de la Tecnología Sanitaria en obtener este reconocimiento.

En 2010, Baxter ha desarrollado diversas iniciativas medioambientales, sociales y programas de seguridad y salud laboral que avalan su gestión sostenible y su compromiso por generar un mayor bienestar social.

Desde 2001 se han destinado cerca de 400.000 euros para diversos proyectos en España. Entre las organizaciones beneficiadas se encuentran Aldeas Infantiles, Danza Mobile, la Asociación Protégeles y la Asociación Oscense Pro Salud Mental.

Entre las diferentes acciones de voluntariado llevadas a cabo en 2010, Baxter España colaboró con el campamento ALCER para niños con enfermedad renal en Benicassim. Esta iniciativa brindó la posibilidad de viajar hasta la localidad castellonense a un grupo de 40 niños, que también visitaron la sede de Baxter en Valencia.

Como compañía dedicada al cuidado de la salud, Baxter tiene especial interés en promover el bienestar de su plantilla por lo que cuenta con programas regulares de promoción de la salud. Entre ellas destaca el servicio especial de fisioterapia y la organización de actividades deportivas entre sus empleados.

Comentarios