Más de un centenar de personas manifiestan su disconformidad con la reforma constitucional

La plaza de Navarra de Huesca volvía a ser escenario de la propuesta popular, esta vez en contra de la reforma constitucional aprobada por el PSOE, el PP y UPN. Sindicatos, partidos políticos minoritarios y asociaciones ciudadanas, entre ellas el Movimiento Democracia Real Ya, se concentraban frente al Casino oscense pidiendo mayor participación y otras reformas, como la fiscal, que evitasen fijar unas políticas de déficit cero en las cuentas públicas.

Los participantes en esta concentración han sido: los sindicatos generales UGT, CC.OO y CGT; sindicatos agrarios (Unión de Pequeños Agricultores y Unión de Agricultores y Ganaderos), asociaciones de estudiantes y los partidos políticos IU, CHA y Los Verdes. El Movimiento Democracia Real Ya también estaba presente en la concentración pero decidía, de manera asamblearia, no acudir tras la misma pancarta. Consideran que uno de los elementos aglutinadores del Movimiento es su carácter apolítico y asindical y que no debían ligarse a ninguna de sus siglas.

La pancarta que aglutinaba al resto de organizaciones leía un manifiesto en el que se rechazan la reforma constitucional porque consideran que no sería necesaria con una reforma fiscal en la que pague más quien más tiene y “en la que paguemos todos”. Añadían que esta reforma prioriza intereses financieros por encima del estado del bienestar y que la Constitución no debe ser modificada por los mercados. Temen que esta reforma destruya empleo y que impone una “grave limitación” a la autonomía de los gobiernos democráticos.

El Movimiento Democracia Real Ya añade que aunque su convocatoria sea diferente están en una misma causa. Los sindicatos por su parte animan a toda la ciudadanía y movimientos a sumarse a esta protesta y todos ellos hablan de nuevas acciones si la Reforma continúa su curso.

Comentarios