Se acabaron las pruebas: la peatonalización de la plaza López Allué es una realidad

Desde este lunes, solo los vehículos autorizados con tarjetas podrán acceder a la plaza López Allué. Entre vecinos con garaje, personas con movilidad reducida, hosteleros y comerciantes de la plaza, se han solicitado cerca de 40 tarjetas de acceso.

Este ha sido uno de los procesos de peatonalización que más ha dado que hablar: primero fue la implantación, o no, de un bolardo; después el proceso de prueba, que finalmente se retrasó algo conforme a los planes iniciales; y por último, el accidente que tenía lugar el día 3, a consecuencia del cual el bolardo tenía que ser retirado para su reposición.

Al margen de esta novedad, en los últimos meses el Ayuntamiento de Huesca ha llevado a cabo otras iniciativas como la reducción de la velocidad máxima en algunas calles del casco urbano a 20 km/h o la peatonalización de la plaza Alfonso el Batallador, ideas todas ellas que apoya la mayoría de los ciudadanos.

Los oscenses consideran que este proyecto beneficiará a Huesca, haciendo más tranquilo y transitable el centro de la ciudad

Plaza López Allué

Además, se ha tenido en cuenta a los taxistas y a los equipos de seguridad y atención sanitaria. Los ciudadanos que cumplan estos requisitos podrán seguir solicitando la tarjeta en la Policía Local o en el registro del Ayuntamiento de Huesca. Para carga y descarga, el bolardo permanecerá bajado en horario entre las 8:00 y 11:00 horas.

El bolardo contará con un timbre, que está desviado a la Policía Local, para poder atender urgencias o necesidades especiales de vecinos que no cuenten con tarjeta y necesiten acceder con el vehículo. La Policía Local podrá bajar el bolardo ante la petición ciudadana si considera que se trata de una solicitud de urgencia o especial.

Desde el ayuntamiento, el concejal de movilidad, Gerardo Oliván, asegura que se analizará el funcionamiento para tratar las impresiones de esta primera puesta en marcha en la próxima ponencia de movilidad.

Comentarios