Sonrisas y sonrojos en la Mojiganga de Graus

A las 22.00 tendrá lugar uno de los actos más populares de las fiestas de Graus. Se trata de la Mojiganga, un espectáculo en el que el humor, la ironía y las críticas se unen para hacer reír a los vecinos de Graus y sonrojar más de una mejilla a los políticos locales. Como suele ser habitual, el leitmotiv de esta edición sigue siendo toda una sorpresa hasta que, minutos antes, durante la cabalgata de la Mojiganga, conozcamos quienes serán el rey y la reina en este 2011 que, con su habitual paciencia, escucharán las quejas de los vecinos de la villa.

Este martes, la Plaza Mayor de Graus volverá a llenarse para vivir de cerca la Mojiganga. Un año más, los chascarrillos y las anécdotas sucedidas a lo largo del año volverán a protagonizar la noche del día 13. De ello se encargarán cerca de medio centenar de personas que trabajar para preparar este espectáculo tan tradicional, y a veces irreverente, en el que se pasa lista a todo lo que ha dado de sí el año anterior.

Los protagonistas de la noche son el rey y la reina de la Mojiganga. Junto a su corte, se suben al escenario de la Plaza Mayor para escuchar las quejas y peticiones de los vecinos. Una vez escuchadas, son ellos quienes, de forma jocosa, intentar poner una solución al problema, con su muy particular resolución.

Cada año, la Mojiganga gira en torno a un tema concreto, desde el antiguo Egipto, a la Alianza de nacionalizaciones, todo sirve para que la noche gire en torno a ello.

Destaca la colaboración de los vecinos de Graus ya que son ellos los que organizan este evento, desde la creación de los decorados, a la representación, pasando por la escritura de los textos. De hecho, desde la organización, destacan el carácter asambleario de la Mojiganga.

También es sorprendente la rapidez con la que se organiza esta representación, que suele comenzar a prepararse a principios del mes de septiembre.

Además, este será un año muy especial para los organizadores de este acto ya que, en este 2011, recibirán el Calibo a la mejor labor cultural.

Comentarios