Antonio Cosculluela abre paso en Aínsa al Corredor Verde del río Ara

La actuación se ha realizado en un tramo de seis kilómetros, ahora convertido en un sendero balizado por la ribera del río Ara en Aínsa, y descubre la biodiversidad de este enclave de especial valor natural que fue declarado ‘Lugar de Interés Comunitario en la Red Europea Natura 2000’.

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, y el alcalde de Aínsa, José Miguel Chéliz, han podido acercarse a las riberas del río Ara en el primer paseo por el Corredor verde. Un recorrido de distancia variable, entre 1 y 6 kilómetros, para observar la fauna, flora y la geología, también se podrá encontrar un recorrido botánico y un observatorio de aves en el humedal de la ribera de Guaso.

Antonio Cosculluela, ha valorado la “sensibilidad” que existe en Aínsa y en su Ayuntamiento. “Además de dar respuesta a las necesidades y servicios urbanos, es capaz de apostar por este tipo de actuaciones en las riberas poniéndolas a disposición de los ciudadanos y como un elemento más de promoción de esta Villa”, ha argumentado.

Tanto el presidente de la Diputación como el alcalde de Aínsa, se han referido a la actuación realizada como una forma de acercarse hacia los ríos que han estado vinculados históricamente al territorio altoaragonés. José Miguel Chéliz, ha señalado que “Aínsa ha nacido definida por ellos”, y ahora, ha añadido es que “volvamos a tomar conciencia de que la biodiversidad, una palabra que se puede ver en muchos de los paneles interpretativos del corredor, es la mejor inversión de cara al futuro”.

Los trabajos, han sido ejecutados por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, y varias empresas de la zona también han participado en el proceso de realización de los diferentes elementos de este corredor.

El Corredor, que se ha planteado en un tramo de unos seis kilómetros entre Aínsa y Boltaña, que ahora aparece convertido en un sendero balizado al que se le ha dotado de elementos interpretativos, mobiliario urbano destinado al uso público, además de colocar más de 70 anidales de aves y murciélagos y un refugio invernal para ellos.

El visitante también puede encontrar un escondite de observación de las especies con información y previamente también se han llevado a cabo reforestaciones puntuales de los taludes de la escollera. Esta iniciativa pretende tener continuidad y, ya están planteadas otras actuaciones desde la Confederación Hidrográfica del Ebro

Junto a Cosculluela y Chéliz, ha estado en la inauguración el presidente de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Óscar Diez, y responsables de estas empresas, además del diputado provincial Antonio Escalona, y el alcalde de Boltaña, José Manuel Salamero, entre otros.

Comentarios