El Huesca no termina de arrancar

Un punto de 12 posibles en las cuatro jornadas disputadas son un pobre bagaje para lo que se esperaba en este comienzo de temporada donde el calendario había emparejado a los azulgranas con equipos, en teoría, que pueden ser rivales directos en el objetivo principal de la permanencia. Ya se han escapado muchos puntos ante estos equipos y lo peor es que el Huesca sigue sin encontrar la solidez en el juego que le ha caracterizado en las pasadas temporadas y los próximos partidos son vitales para empezar arrancar y sumar puntos. El primero en Tarragona el sábado que viene.

Ante el Alcoyano se hizo una buena primera media hora en la que se marcaron dos goles y el equipo estuvo bien posicionado y respondió a lo que se esperaba con los cambios que el técnico Ángel Royo planteó. Pero en la recta final de la primera mitad volvieron a llegar los errores y la desorganización sobre el césped que permitieron a los alicantinos empatar sin hacer grandes cosas.

En una mala segunda parte, por los dos equipos, el gol de Helguera dio un atisbo de esperanza de acabar ganando, pero de nuevo otro error y la falta de serenidad llevaron al desastre a un Huesca que lleva encajados 10 goles en cuatro partidos.

En la clasificación, las diferencias no son todavía importantes, pero está claro que no se puede ceder más terreno y que el partido del sábado que viene ante el Nástic en Tarragona es otra vez muy importante para sumar la primera victoria y además ante un conjunto el de Juan Carlos Oliva que lleva dos puntos y todavía no ha ganado tampoco.

En el club hay preocupación, como ya se hizo ver la semana pasada públicamente, pero también hay confianza en que se pueda enderezar el rumbo y en ningún caso se tomarán medidas precipitadas. La experiencia de la temporada pasada está muy cercana y tal vez lo que se espera por parte de todos es que el equipo se empiece a construir desde la defensa con mucha más consistencia y a partir de allí volver a ser un Huesca competitivo como lo ha sido en los pasados años.

Comentarios