El paro puede ser un aliciente para crear una empresa

Cuando una persona se ve sin trabajo puede afrontarlo de maneras muy diferentes. Hay quien no se deja amedrentar por esta situación y crea un nuevo puesto para él. Son los emprendedores y con la crisis, aunque parezca mentira, han aumentado en la provincia. Eso sí, las empresas que se crean son pequeñas y con menos puestos de trabajo.

Este año casi 500 personas han acudido al programa de atención al emprendedor de la Cámara de Comercio para informarse sobre cómo crear una empresa y de ellos, 88 la han puesto en marcha. Las personas que se han informado han disminuido respecto al año anterior, un año de crisis que tuvo unas cifras record en estas consultas, pero por el contrario se han creado tres empresas más. Eso sí, no proliferan los grandes proyectos.

Muchos de estos emprendedores son personas que se han quedado en paro y buscan su propia salida, el autoempleo.

El mayor número de proyectos de autoempleo son del sector que ellos llaman “otros servicios. La construcción ha sufrido la mayor disminución de empresas, con un 36% menos de creaciones respecto al año anterior, que ya fue malo. En industria, comercio y turismo las cifras se mantienen. Respecto al perfil de emprendedores es variado, desde jóvenes que acaban de salir de la univesidad hasta personas de 50 años que se han quedado en el paro. El peso de la mujer está aumentando, y supera el 40% de los proyectos que asesora la Cámara de Comercio.

En estos tiempos, la financiación es el principal problema al que se afrontan los emprendedores, por ello hay que tenerlo todo bien atado.

En estos momentos la idea de crear una empresa es una salida pero a la que mucha gente no llega porque antes de comenzar el proyecto tiene que ser viable.

Comentarios