El alcalde de Barbastro defiende el trabajo del concejal de fiestas

El alcalde, Antonio Cosculluela, ha defendido la gestión realizada en las fiestas de Barbastro por el concejal Ivan Carpi. Además, ha hecho un balance positivo de las mismas. Ha agradecido la colaboración de las diferentes asociaciones, barrios, peñas y de la Sociedad Mercantil, porque sin ellos, ha dicho, no sería posible llevarlas a cabo. Y, respecto al escaso público que acudió a los conciertos, ha comentado que era cuestión de reflexionar en este punto. El Patronato Municipal de Fiestas cuenta con un presupuesto anual de 330.000 euros.

En relación a las críticas recibidas por los partidos de la oposición, Partido Popular y CHA, pidiendo la dimisión del concejal, Cosculluela ha argumentado, que respeta las opiniones, pero "hay políticos que quieren conseguir un titular” y, en este caso, Ivan Carpi, “no cesará en su cargo”.

También, ha comentado que el programa festivo estaba bien articulado y elaborado, por haber una serie de eventos y actos que gustaban a los ciudadanos, ha hecho referencia al Coso Blanco y al Pasacalles, entre otros. Ha destacado el buen comportamiento cívico de las personas y principalmente de los jóvenes, ha recordado que "no había habido ninguna incidencia a destacar”.

De Interpeñas, y de los menores que pudieron entrar en la carpa, Cosculluela ha explicado, que el principal objetivo del Consistorio era cuidar de ello, por tener el compromiso serio y por escrito, además de confiar plenamente en las peñas de la ciudad, que intentaban evitar la entrada a los menores de edad en el recinto.

Y referente, a la corrida de toros y de las entradas compradas por el Ayuntamiento, el alcalde, ha comentado que en “el convenio que se firma con el empresario taurino, éste pone a disposición 74 entradas, que son distribuidas de la siguiente manera: dos entradas para cada uno de los barrios de la ciudad, asociaciones, entidades y, los concejales reciben una entrada.

Por su parte, Ivan Carpi, ha apuntado que desde el Patronato intentan mejorar cada año las fiestas, aunque era consciente de que "los conciertos no habían recibido una respuesta masiva por parte del público”.

Comentarios