El desafío “Hombre contra Caballo” de Lanaja en el cupón de la ONCE

La XIV carrera “Hombre contra Caballo” que se celebra este sábado, en el marco de las fiestas patronales de Lanaja, protagonizará el cupón de la ONCE correspondiente al sorteo del 24 de septiembre. Esta peculiar tradición será la imagen de cinco millones de cupones que estarán ilustrados con una fotografía de la yegua “Alteza” y el jinete José Ignacio Borraz, junto con los atletas participantes. El cupón incluye igualmente el escudo del Ayuntamiento de Lanaja.

El delegado territorial de la ONCE, Ignacio Escanero, najino de nacimiento, destacaba el orgullo que supone tener “una carrera única en el mundo” con una tradición que se remonta a 1950

Esta peculiar carrera se celebra dentro de las fiestas en honor a San Mateo. Tiene sus orígenes en 1950 y se recuperaba la tradición en 1995, gracias a la iniciativa de un grupo de vecinos. Esta edición presenta la novedad de que uno de los atletas que compiten contra el caballo es un deportista paralímpico ciego, Juan Pedraza, agente vendedor del cupón en la localidad de Monzón.

El Cupón Fin de Semana de la ONCE ofrece, por dos euros, un premio de 6.000 euros al mes, durante 25 años a las cinco cifras más la serie, que se puede ver aumentado con un premio adicional al contado cuando salga la “Bola Especial” de color rojo.

El delegado territorial destacaba que “es una promoción impagable que este desafío aparezca en cinco millones de cupones que se venderán en toda España, por lo que sería imposible cuantificar el coste económico de la publicidad”

La prueba se celebrará después de la tradicional Carrera Pedestre en una explanada de tierra situada en los aledaños del campo de fútbol, escenario de la carrera pedestre. Desarrollo del desafío

En la explanada se marca un circuito en forma de óvalo de unos 250 m. de cuerda al que se dan 10 o 12 vueltas hasta completar un recorrido aproximado de 3 km.

Los 5 corredores participantes, entre ellos uno ciego, especialistas en pruebas de velocidad o medio fondo, van por el interior. Corren a relevos la distancia que ellos mismos establecen (suele ser de media vuelta cada corredor).

El caballo, de nombre “Gorrión”, corre por el exterior del círculo ovalado, montado por Domingo Aznar y/o su hijo Javier. Cada año los organizadores establecen alguna dificultad al caballo para igualar en nivel con los corredores, puesto que en igualdad de condiciones siempre ganaría el cuadrúpedo. Unos años el caballo hace un recorrido más amplio por fuera del circuito y, en otras ocasiones, cada tres vueltas se intercambia el jinete.

Comentarios