CHA pide al Gobierno de Aragón que actúe ante el conflicto sobre la frontera con Lérida

El Ayuntamiento de la localidad leridana de Almacellas ha enviado un requerimiento a la Dirección General del Catastro para modificar, moviéndola hacia el oeste, la frontera entre Aragón y Cataluña. El Grupo Parlamentario de CHA ha registrado dos preguntas para conocer la opinión del Gobierno de Aragón ante esta solicitud y las medidas que va a tomar.

El diputado de CHA por el Alto Aragón, Joaquín Palacín, y la portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Tamarite de Litera/Tamarit de Llitera, María Pilar Esteban, han incidido en la rueda de prensa ofrecida en Huesca, en “la importancia de que se actúe con inmediatez ante este problema que si bien no es nuevo, podría desembocar en otro conflicto entre Aragón y Cataluña, lo cual no es deseable dada la buena relación que existe entre los vecinos de los municipios limítrofes”.

El diputado de CHA ha explicado que “históricamente el cauce de La Clamor Amarga ha marcado desde los tiempos de Jaime II, concretamente desde el año 1300 los límites entre Aragón y Cataluña, y fue tras la canalización de dicho río, a lo largo del siglo pasado cuando el proceso de desecación de zonas pantanosas anexas a las propiedades permitió que los agricultores fueran incorporando estos terrenos a sus fincas, incorporándolos en sus escrituras de propiedad, tal como señala el catastro aragonés”.

El requerimiento del Ayuntamiento de Almacellas a la Dirección Central del Catastro solicitando la modificación de las lindes ha encendido las luces de alarma. Este requerimiento afecta a un número importante de hectáreas aragonesas, de las cuales son también propietarios algunos particulares catalanes, aunque desde Almacellas se considera que se trata de monte comunal.

A todo ello hay que sumar los errores en la señalización de la carretera A-22, puesto que se marcaba el límite 300 metros al oeste de los verdaderos límites, situación que denunció el Ayuntamiento de Altorricón, y “nos gustaría creer que se está en el camino de la resolución puesto que el Ministerio de Fomento ha retirado las señales existentes”, ha informado Palacín.

Para María Pilar Esteban, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Tamarite, “desde los municipios aragoneses afectados existe la necesidad de zanjar estos asuntos y por ello es necesaria la intervención del Gobierno de Aragón para que no se enquiste este problema”.

Comentarios