Sin acuerdo sobre el servicio de recogida de basuras de los polígonos industriales

 

La reunión que tenía lugar este lunes, para tratar la liberalización de la recogida de basura en los polígonos industriales, terminó sin un acuerdo. Las posturas están enfrentadas y algunos empresarios no aceptan tener que pagar más, dicen. El 1 de octubre finaliza el actual servicio de recogida; las empresas interesadas deben apuntarse al nuevo sistema, y si no, recoger los residuos que generen, con sus propios medios.

 

La recogida de residuos industriales no peligrosos se llevaba a cabo por parte de Grhusa, y con los impuestos ordinales que pagan las empresas en la ciudad. Es una actividad que crea un déficit importante y que el Ayuntamiento de Huesca consideró que no era su responsabilidad seguir con la recogida. En el mes de octubre se acaba este servicio y los industriales buscaron una solución, la del pago individualizado. Esta solución no contenta a todos y una treintena de empresas mostraron su disconformidad con el nuevo sistema. Denuncian que tendrán que pagar diez veces más por el servicio y añaden que este cambio llega en el peor momento para las empresas.

 

Los firmantes argumentan que no se tiene en cuenta la diversidad de actividad que se desarrolla, la difícil situación económica y el incremento (de hasta un 1000% en algunos casos) del pago por gestión de sus basuras. Desde la Federación de Polígonos se asegura que esta gestión individualizada se aprobó con un solo voto en contra y que el Ayuntamiento no está dispuesto a hacer excepciones.

 

Este lunes tenía lugar una asamblea en los locales de la Asociación de Polígonos de Huesca para tratar la liberalización de la recogida de basura en estas zonas, un asunto que tiene divididas a las empresas entre las que generan más residuos y las que apenas necesitan recogida.

Comentarios