Ismael Grasa presenta en Huesca su libro La flecha en el aire

El escritor oscense Ismael Grasa presentará su último libro, La flecha en el aire. Diario de la clase de filosofía, el próximo viernes en la Librería Anónima de Huesca. El acto será a las 8 de la tarde, y contará con la presencia del también escritor y profesor Carlos Castán. La flecha en el aire recoge los cuadernos de clase de un escritor metido a maestro, donde reflexiona sobre la filosofía, la enseñanza, y la enseñanza de la filosofía.

Ismael Grasa, además de escritor es profesor de filosofía y de Educación para la Ciudadanía, y ha unido ambas facetas en un mismo libro. La flecha en el aire se convierte en un trabajo de reflexión sobre su experiencia y acerca de la responsabilidad y los retos de los educadores en la formación de los jóvenes.

Ismael Grasa (Huesca, 1968) es autor de las novelas De Madrid al cielo (Premio Tigre Juan, 1994), Días en China (1996), La Tercera Guerra Mundial (2002) y Brindis (2008), del libro de poemas y relatos Nueva California (2003) y de Trescientos días de sol (2007), libro de relatos por el que obtuvo el Premio Ojo Crítico de Narrativa. Ha escrito también libros de viajes y colabora con diversos periódicos y revistas. Desde 2005 es profesor de filosofía de bachillerato en el colegio Liceo Europa de Zaragoza

SINOPSIS:

Hace seis años leí en la sección de anuncios de un periódico que se necesitaba “un filósofo”. No dejó de parecerme algo singular. Yo buscaba trabajo, así que, también un poco por curiosidad, llamé. Me explicaron que se trataba de un colegio. El profesor de Filosofía de bachillerato se había ido y hacía falta alguien que le reemplazase. Me citaron para una entrevista y durante las horas previas estuve dudando sobre si asistir. Mi licenciatura oficial es de Filosofía, pero lo cierto es que nunca había pensado en dedicarme a la enseñanza, y menos de adolescentes. Hoy, cuando escribo esto, estoy en mi sexto curso como profesor del colegio. En este tiempo creo que he aprendido algunas cosas sobre filosofía y también sobre cómo dar una clase. Durante varios de estos cursos llevé una especie de diario de profesor, cuadernos en los que iba anotando los asuntos de los que trataba en las clases y el día a día. Aquellas notas son las que componen este libro. Enseñando, he ido descubriendo a la vez dónde me encontraba –o dónde ya no quería encontrarme–, y qué cosas considero importantes y merecedoras de ser defendidas. Y de eso es de lo que creo que trata este libro.

Comentarios