El Justicia alerta de un alto porcentaje de alumnos con poco interés en la enseñanza obligatoria

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón realizaba la presentación del Informe Especial titulado "Rendimiento educativo en Aragón" con la finalidad de contribuir a la adopción de medidas para afrontar las dificultades que actualmente presenta la tarea educativa. Muchos personajes destacados de la historia como Einsten o Edison tuvieron problemas en la escuela pero alcanzaron un gran éxito profesional, esta es una de las ideas que se ha querido destacar en este estudio.

Algunos datos sobre rendimiento escolar extraídos del informe, indican que en Enseñanza Primaria en el curso 2007-2008, el 18% de los alumnos aragoneses no completaron el ciclo a la edad correspondiente, 12 años. En Secundaria, en el curso 2009, solamente un 57% de los alumnos aragoneses iniciaron el 4º curso de Educación Secundaria Obligatoria con la edad correspondiente a ese nivel educativo, 15 años, lo que implica que más del 40% del alumnado de nuestra Comunidad tuvo que repetir curso en algún momento de su escolaridad obligatoria antes de llegar a ese último curso de la misma. Asimismo, una cuarta parte de los alumnos aragoneses abandonaron la Secundaria sin obtener el título correspondiente.

En esta etapa, el Informe del Justicia alerta de la presencia en las aulas, hasta los 16 años, de alumnos que no tienen interés alguno por los estudios y se ven abocados a permanecer en un entorno escolar que exige unos aprendizajes que les son completamente ajenos. En opinión del Justicia, el sistema educativo debería ser lo suficientemente flexible para que esos alumnos pudieran encaminarse hacia otros aprendizajes –como enseñanzas de régimen especial o Programas de Cualificación Profesional Inicial- desde el momento en que se detecta la situación.

También en relación con la Enseñanza Secundaria y en concreto con las pruebas extraordinarias que se realizan en el mes de junio, El Justicia sugiere en su Informe que se trasladen al mes de septiembre, por un doble motivo: para que los alumnos puedan estudiar a fondo las materias no superadas y con el fin de que no se superpongan a los plazos de revisión de la calificación final obtenida en junio.

Comentarios