Nuevo encuentro entre la Dirección Provincial y los centros educativos de Huesca

La reducción de jornada de las monitoras de comedor, que afecta en Huesca a los colegios Pío XII, Sancho Ramírez y San Vicente, ha protagonizado una nueva asamblea de trabajadoras en la sede de UGT. En dicho encuentro se ha vuelto a poner de manifiesto la incertidumbre que existe en torno a este asunto, pendientes de una nueva reunión, este jueves, entre los directores de las escuelas públicas de Huesca y el director provincial de Educación, José María Cabello.

Mientras tanto, sigue en pie la decisión tomada por las monitoras y monitores de comedor de ceñirse a las tareas que contempla el convenio, y que no incluye, entre otras, la de colocar y retirar la mesas. La semana pasada el Departamento de Educación confirmaba a Radio Huesca Digital la incorporación, a partir del 1 de octubre, de nuevo personal a los tres centros de Huesca afectados. Una medida que, sin embargo, todavía está por concretar.

La modificación en los horarios de las monitoras de comedor, según apuntaban desde Educación, va en la línea de reforzar el personal encargado de recoger el comedor para que las monitoras se puedan centrar en las labores propias de su puesto, por lo que no se trata de “recortes” laborales, sino de ajustar las funciones que se desempeñan.

Estos ajustes ya se han llevado a cabo en centros de la provincia de Zaragoza que, al igual que en el Alto Aragón, han modificado el horario escolar y reducido el tiempo intersesiones a dos horas.

En la actualidad el comedor del colegio Pío XII atiende a unos 180 niños; en el caso del Sancho Ramírez son unos 308, y en el colegio San Vicente en torno a unos 270 escolares.

Comentarios