Turnos de 24 horas y el descenso en la rentabilidad complican la situación a algunas farmacias del Alto Aragón

medicamentos farmacia

Tras cerca de 3 años de crisis económica, las farmacias de la provincia empiezan a acusar la situación. Las economías familiares no están para muchos gastos y, esto sumado a las medidas económicas, está empezando a afectar a la rentabilidad de algunos establecimientos. A esto se añaden turnos de más de 24 horas que suponen la necesidad de contratar a más personal, algo que, económicamente, cada vez es más complicado, sobre todo en el mundo rural.

Audio sin título
Audio sin título

El mayor inconveniente reside en las farmacias rurales (hay 78 en el Altoaragón), que además de ser el único establecimiento de este tipo en la localidad, trabajan los turnos habituales de este sector entre semana y, el fin de semana que le corresponde, hace también el turno de 24 horas seguidas. En localidades con pocas farmacias, como Jaca, Sabiñánigo o Sariñena, se hacen turnos de 24 horas durante una semana entera de cada dos, por lo que la necesidad de contratar personal se hace más necesario si cabe.

Así como en otros sectores se pagan los servicios de guardia, Lacadena recuerda que ningún paciente tiene que abonar ningún plus por comprar un medicamento en una farmacia de guardia. A veces, explica, trabajan toda la noche y sacan de beneficio los 50 céntimos que obtienen por la venta de un medicamento que cuesta 2 euros.

Otro aspecto que está afectando a las farmacias son las medidas económicas: en los últimos 10 años se han aplicado 17 de reducción de gasto farmacéutico. Según el presidente de los farmacéuticos de la provincia “se están apretando cada vez más las tuercas” y la rentabilidad de las farmacias está descendiendo hasta llevar, incluso, al cierre de estos establecimientos (casos se han dado ya en la provincia de Zaragoza, Lérida o Navarra entre otras).

Comentarios