La Junta de Compensación de las harineras derribará el resto de propiedades si se lo solicita el ayuntamiento

derribo demolición harineras porta

La Junta de Compensación del Polígono de las Harineras sigue adelante con el derribo de las antiguas factorías de Porta y Villamayor. Hay un retraso en el calendario previsto, de manera que los trabajos finalizarían en noviembre, un mes más tarde de lo previsto. En la actualidad, la Junta está a la espera de mantener una reunión con el ayuntamiento antes de seguir diseñando las próximas acciones a ejecutar. Un portavoz del mencionado organismo ha explicado a Radio Huesca Digital que si el consistorio solicita que el resto de inmuebles sin actividad sean derribados sería estudiada esa posibilidad.

La avería de una máquina de la empresa encargada de ejecutar el derribo de las harineras ha ocasionado un retraso de al menos un mes respecto al cronograma previsto. Eso a pesar de que los trabajos de demolición se han venido desarrollando también durante el fin de semana,

La máquina averiada tuvo que ser enviada a Madrid para su reparación, pero ya está en Huesca operando como antes.

De hecho, este domingo continuaban las labores de derribo en Harinas Porta, de cuya fachada de la Avenida Martínez de Velasco, apenas queda la mitad en pie.

La próxima semana, la Junta de Compensación tiene prevista una visita a la zona con el Ayuntamiento para dar todos los detalles de lo que se está haciendo.

La mencionada Junta, es en estos momentos el órgano que gestiona el polígono. Este órgano de gestión está a al espera de entablar conversaciones con el ayuntamiento de Huesca para conocer la intención municipal sobre el polígono. En este sentido, estaría dispuesta a llevar a cabo el derribo de algunas propiedades que en estos momentos no tienen actividad, si así se lo solicita el Ayuntamiento de Huesca, de manera que quedaría un solar prácticamente continuo desde Harinas Porta hasta la calle Gil Cávez.

Poco a poco desaparece Harinas Porta

Cerca de una veintena de curiosos seguía desde primera hora de este domingo el derribo de Harinas Porta, en la avenida Martínez de Velasco. Vecinos de los edificios de enfrente, paseantes y curiosos se arremolinaban frente a esta zona de Huesca para ver caer uno de los edificios más característicos de esta vía. Tan solo queda en pie el silo de las harineras.

Se tratra, quizás, de la actuación urbanística más importante que se ha llevado a cabo en la ciudad de Huesca.

Las obras arrancaban el pasado 23 de agosto, tras retirarse los elementos metálicos y después de que la compañía eléctrica y la de teléfonos cortaran el suministro a las dos factorías.

Comentarios