Aragón defenderá la TCP hasta el final

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, ha afirmado que el Ejecutivo seguirá luchando hasta el último minuto para que la Comisión Europea incluya la Travesía Central de los Pirineos en la Red de Infraestructuras Básicas de Europa. Fernández de Alarcón respondía de este modo a las informaciones según las cuales el comisario de Transportes, Sim Kallas, habría adelantado que la Comisión priorizará el corredor mediterráneo y el atlántico basándose en criterios de eficiencia económica y medioambiental.

Según el consejero de Obras Públicas, ayer quedó claro que “la Travesía Central de los Pirineos es la única que permitirá transportar por ferrocarril 60 millones de toneladas”. Por eso, ha advertido, “seguiremos luchando por la TCP hasta que el Parlamento Europeo apruebe lo que tiene que aprobar: La Red de Infraestructuras Básicas de Europa”

   

CANFRANC

Con respecto a la reapertura del Canfranc, el consejero ha traslado la necesidad de convocar formalmente al grupo de trabajo cuatripartito para la evaluación de las condiciones de reapertura de la línea ferroviaria Canfranc-Pau que reúne al Gobierno Español, al francés, al Gobierno de Aragón y al Consejo Regional de Aquitania, cuya última reunión fue en mayo del año pasado. Este grupo desarrolla un programa de estudios para evaluar las condiciones necesarias para la reapertura de esta línea y ya ha concluído su primer estudio llevado a cabo por el Ministerio de Fomento, en el marco de un convenio con el Gobierno de Aragón,  y centrado en la evaluación de la seguridad recíproca de los túneles internacionales viario, Somport,  y ferroviario, Canfranc, y cuyas conclusiones inicialmente ponen de manifiesto que es viable la reapertura en materia de seguridad. No obstante, el Ejecutivo autónomo espera conocer los detalles de este estudio.

 

 N-II

Y al igual que en los dos encuentros mantenidos con el Ministerio de Fomento,  el Ejecutivo autonómico ha vuelto a incidir en la necesidad de adoptar soluciones con respecto a los  desdoblamientos de la N-232 (autovía A-68), tanto en dirección a Navarra como hacia el Mediterráneo y el desdoblamiento de la N-II entre Pina de Ebro y Fraga, debido a la siniestralidad que se produce en dichos tramos.

Comentarios