Una feria, en Estopiñán del Castillo, que pasa de lo comercial a lo recreativo

Por cuarto año consecutivo, Estopiñán del Castillo celebra su Feria del Pilar. Tras más de treinta años sin desarrollarse, consistorio y ganaderos luchan para que, una vez recuperada, no vuelva a desaparecer. Para ello han preparado numerosas actividades como proyecciones, degustaciones de productos y, cómo no, una muestra ganadera que nos devuelve a los mejores tiempos de este evento.

El sábado y el domingo las calles y locales de Estopiñán del Castillo acogerán diferentes actos preparados con motivo de esta feria que aunque en un principio era de carácter comercial para el sector de la ganadería, se ha recuperado con un tinte más recreativo.

Entre las citas que proponen para el sábado se encuentra una proyección de imágenes sobre los vuelos en paramotor por el embalse de Canelles o el congosto del Montsec. También tendrá lugar una charla a cargo del meteorólogo Francesc Mauri.

El domingo habrá un mercadillo con calzado, ropa y alimentación, además de una muestra ganadera de las casas de la localidad. Serán ellos mismos quienes ofrezcan una degustación a base de sus productos.

De hecho, los grandes impulsores de esta feria son quienes se dedican a este sector que, hace cuatro años, mostraron todo su apoyo cuando se tomó la decisión de recuperar esta feria.

La Feria del Pilar de Estopiñán del Castillo era, tiempos atrás, una cita muy importante para pastores y ganaderos. En ella, se juntaban quienes subían o bajaban de la montaña para conversar, comprar reses o preparar la temporada.

A día de hoy, la ganadería sigue teniendo una gran relevancia en el núcleo con granjas de cerdos, pollos o caballos, además de la presencia de pastores.

Comentarios